Y quieren que trabajemos más horas…

Hay una noticia que ha pasado desapercibida, como muchas de las noticias importantes. Son de esas noticias que no ocupan titulares con música molona de fondo, de esas que no salen en la portada de ningún periódico, porque igual lo mismo no interesa y es mejor que estemos a otras cosas.

El mensaje que recibimos casi a diario es crisis, crisis, la cosa está mal, hay que trabajar más porque la productividad, la competitividad y el no sé que, los mercados, el banco central europeo y más cosas que no se entienden muy bien, pero que al final terminan diciendo que trabajes más y vivas peor, porque es lo que toca, tralará.

Trabajamos la hostia. Y quieren que trabajemos más. Es gracioso, porque antes de los 70 lo normal era trabajar 48 horas, 50 y 60 sin ningún problema. Haciendo una simple cuenta, en los 70 la productividad era, con la tecnología que había, entre baja y bajísima. El avance de la tecnología, sobre todo con los ordenadores, la robótica e Internet han supuesto un aumento de la productividad brutal. Sin ir más lejos lo que antes te hacía una cuadrilla de 50 campesinos ahora te lo hace una máquina en la mitad de tiempo. Una simple búsqueda en Internet te puede ahorrar decenas de horas. Uno de mis ejemplos favoritos es este post, donde se cuenta como una sola web ha ahorrado miles de horas a las empresas.

Y aquí la noticia de la que hablaba:

“Since 1979, American workers’ productivity has increased by 80 percent. The income of the top 1 percent has increased 240 percent. And the average American wage, adjusted for inflation, has gone up just a few percentage points, maybe 8 percent. It wasn’t always this way…” (thedailybeast.com)

Esto es, que desde el 80, la productividad se ha aumentado un 80%. Las ganancias del 1% de la sociedad se han aumentado un 240%, y en total el salario medio ajustado ha aumentado solo un 8%.

La gente ya ha asumido que esto es así. De lunes a viernes no se vive. Se trabaja. Y quien tiene un trabajo tiene un tesoro y quien no lo tiene ahí se joda se siente tonto el último. Y poco más. Resulta que somos la generación más preparada blabla de la historia lo mas guapos y los más listos, pero en ese juego de porcentajes alguien nos ha robado un buen trozo y ni nos hemos dado cuenta.

La cuentas son claras, hay crisis, no hay trabajo, hay poco dinero, hay que trabajar más. ¿Y quién se lleva la diferencia? ¿Eso nadie lo cuenta?

Que ahora muchos vivan peor que sus padres, tiene delito. Que en España nadie haga una hora más para llenar el bolsillo de los de arriba no tiene explicación.

Resulta curioso como se ponen cuando alguien habla de la reducción de jornada laboral a 35 horas. Que es imposible, que de donde va a salir el dinero, que nos vamos a la ruina. Ya lo dice el del Mercadona (seguid comprando amigos, Hacendado calidad) que somos unos vagos y que hay que trabajar mucho. Y así nos va.

Me hace gracia también, el complejo de inferioridad que tenemos con Europa. Siempre se nos compara con todo en Europa. Europa esto, Europa lo otro, Europa mola, trabajamos poco etc. Europa es la gallina de los huevos de oro. Si la comparación se puede utilizar en nuestra contra, bienvenida sea, sino, se obvia. Pues miren (link a la noticia):

 

View post on imgur.com

Eso es la oficial. La media de los convenios colectivos es 1760 horas. Y estos datos distan, pero muy mucho de lo que observo en mi entorno, que sé que no es un dato válido, pero curiosamente a mí, lo que me pase a mí y a mi entorno me parece más que relevante. Y en mi entorno el que menos trabaja hace 1800 y de ahí, todo para arriba. Y eso repito, es un montón. Claro que, siempre habrá quién diga que trabajamos menos (Adecco y ABC, que casualidad) para que no nos pasemos de listos.

Lo mejor, que ahora existe el trabajador pobre. Es decir, el desgraciado que trabaja y además es considerado pobre. Combo. Ni tiempo ni dinero, y además agradecido. Y cada día ahí más de esos en nombre de palabras rimbombantes en boca de gordos encorbatados.

Y las cuentas me fallan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *