Vendiendo humo a idiotas

El pésame a los ingenuos que creen en las luces de neón y mis ganas de que se pudran los idiotas que se creyeron más listos que los demás y después se quedaron con cara de tontos cuando vieron que todo era humo. Y entonces todos lloran, y yo me descojono.

Si hay un refrán que vale siempre, y digo siempre, es el de que nadie da duros a cuatro pesetas, y que lo barato sale caro, siempre. Claro que hay buenas negocios, claro que hay gente que se hace rica más o menos fácil,  pero hay cosas que cantan a kilometros.

Y es ahí aquí, cuando los negocios se juntan con las promesas baratas y los aplausos fáciles y el señor trajeado subido en la tarima contando como se hizo a si mismo, rezando los milagros de la baba de caracol y del veneno de serpiente, y dando cifras y datos de como todos los asistentes pueden ser ricos, muy ricos, de la manera más fácil y sencilla y sin apenas esfuerzo.

Es decir, cuando se junta el negocio con la estructura de una secta.

Como cuando lloran todos aquellos que invirtieron en sellos,  nos contaban el gran porcentaje que ganaban sin nadie sabe muy bien de que manera, pero ellos se iban ganando su dinerito con unos sellos. Y claro, cuando la gente invierte y gana veinticinco veces menos que en los dichosos sellos, ellos se ríen de su suerte. Y cuando se descubre (si, se veía…) que el pastel estaba podrido, todos a llorar y a llevarse las manos a la cabeza, como iba yo a saberlo…

En definitiva, si el dinero es seguro y con tan grandes beneficios, el razonamiento es fácil, no te lo van a regalar, lo ganarían ellos. ¿No? Pues no, no es tan evidente, hasta que te la meten y te quedas con cara de tonto.

La historia siempre empieza con, gran charla en el hotel talcual “con regalo de x mierda al azar”. Bueno pepe, nos acercamos, y si no nos interesa la charla, nos llevamos la mierda esta de regalo y nos vamos para casa. Claro, el regalo nunca te lo dan hasta el final, y de 100 tontos siempre pica alguno en las promesas de vivir con el dinero que generaran los que es están por debajo de ti. Me da igual que sea tan ilegal como una esta piramidal, que como estas empresas de vender cremitas puerta por puerta, o biblias escritas con el boligrafo de jesucristo, o empresas de comerciales de este palo, lo que llaman multinivel, es decir, tu trabajas para ellos, y a la vez tu metes personas, y cada venta que hagan ellos un tanto por ciento es para ti, y así mismo para ellos y los que estén en el nivel inferior generaran… blablabla basura, que si tienes 20 o 30 personas que por debajo de ti, puedes vivir básicamente sin hacer nada, ganando chorricientos miles de euros al mes.

Pero no… la gente es idiota y ciega con el dinero. Y la verdad que lo venden muy bien y muy bonito, con muy buenas formas y muy buen dominio de la palabra y las emociones humanas. Y se levanta alguien en el publico, un “anónimo” y dice, ¡oh si, soy rico gracias a ellos!.

Y nadie piensa que necesitan meter gente debajo para sustentar lo de arriba, nadie piensa que todo es una estafa, que si sería algo legal no irían seduciendo a gente por hoteles con regalos, no habría tanta parafernalia, tantas promesas vacías, tantas luces brillando, y en definitiva, psicología de parchis, piruletas para dejar a los niños sumisos y con la boca abierta.

Para muestra de estas charlas-circo, un botón, y un timador.

Lo mejor, sin duda, el momento totalmente surrealista en que se empieza a levantar la gente y a contar las asombrosas cualidades del producto, yo adelgace 7 kilos en una semana! pues yo gane nosecuanto! y el aplauso de la plebe, sin desperdicio. Todo muy al estilo del monorail de los Simposons ¿Cómo ha dicho? ¡monorail!.

 

 

Tengo un colega (por eso que lo cuento de primera mano, y se como funciona, no hablo de suposiciones ni oídas) que trabajó (pretérito, obviamente, ya que nadie aguanta mucho en estos sitios) en una de estas empresas (no de vender crema de las que usaba la mismísima cleopatra) pero si de comerciales, de tu entras bajo mi mando, un tanto por ciento de cada contrato que hagas es para mi, y tu puedes captar a más gente que te generaran dinero para ti, etc.

Todo muy ilegal, o mejor dicho, rozando la legalidad, de eso que lo ves y huele mal, pero no se puede denunciar por no sé que resquicio legal. De esos anuncios que pone “se necesitan 15 jóvenes, dinámicos , con ganas de trabajar y de ganar mucho dinero, pudiendo llegar hasta 30.000 euros al mes” y claro, lo ve el que esta puteado diez horas en la fabrica, y flipa. Y allí va.

Todo muy americano, muchos trajes, mucha gomina, muchas palabras repetidas, muchos nosotros podemos, mucho minar la moral, mucho tu vida actual es una mierda, y mucho vamos a ser todos ricos y esto es la gallina de los huevos de oro. Muchas luces y muchas promesas. Y mucha gente que sabe manejar muy bien a la gente con poca personalidad.

Entras ahí, y cada día de trabajo es como estar en una secta. Todas las promesas de trabajar poco y captar gente desaparecen, y todos los días a las ocho de la mañana reunión y charla motivadora. “Buenos días, buenos días, buenos días, venga chicos, todos a la vez, buenos días buenos días” “¡Cuantos contratos vamos a hacer hoy!, ¡siiiiiiiii, muchos!” “¡venga chicos todos conmigo, a la vez, una, dos y tres!!!!!!” Basura, mucha y muy junta. Y todos con su libretita apuntando las mamonadas del jefe y los trucos para ser el mejor. “Mentanito trabajador del mes por hacer 100 contratos, aplausos, ¡bien!, ¡viva! el mes que viene le regalamos un dvd por ser el que más contratos a hecho!!”. Para eso quieren jóvenes, que no están escarmentados de la vida y les cuesta más quemarse y mandarles a todos a tomar por el culo, que igual valoran más el dinero y les da igual ser manoseados y mentir con tal de vender un puto contrato.

Al final, todos puteados, y todos quemados de patearse ciudades y engañando ancianos. Que sí, que mucho traje y mucha gomina, pero al final son trileros, o peor que eso. Porque esto parece una cosa así que no la vivimos, que nosotros no compramos alargadores de polla, ni geles milagrosos. Pero estas empresas de comerciales, granjas de timadores, nos venden todos los días en la puerta de nuestras casas, Internet, teléfono, electricidad, agua, etc.

Porque van puerta por puerta, intentando por un lado vender contratos, y por otro captar gente nueva que meter en la empresa, todo pintado muy bonito con las mismas mentiras que ellos se han creído, en forma de incentivos, bonos, y bonitas palabras en ingles que nadie entiende. Por un lado intentando timar ancianos y personas que entienden poco del tema. Siguiendo un manual, con todas las estrategias para meterse en casa de la gente, para conseguir que les den la factura del teléfono, con todo tipo de tretas a cuál más sucia e ilegal, para conseguir engañar al viejo de turno y ponerle el internet más chapucero, y como no, para ganar cincuenta euritos. Me gustaría enseñar aquí la hoja aquella que podía llevar por título “como engañar al tonto y endiñarle el contrato como sea aunque su Internet sea mejor y pague menos, o aunque no tenga ni ordenador”. O incluso, textualmente, “pídele el DNI y cuando te lo enseñe, dile que esta muy guapo y sonríe amablemente”. Todo engatusamiento y engaño, trucos y despistes aprendidos al dedillo para timar y timar.

Y lo peor, lo reconocen con sus bromas como “¿cuantos viejos has timado hoy?”, o “jejaja, yo a uno le he quitado x  compañía con la que pagaba la mitad”.

Gentuza que le venderían unas gafas a un ciego prometiendole ver a Dios sodomizado por Belbcebú.

Por mí, que se mueran tantos los estafadores, como los que se dejan estafar (refiriéndome claro está a los que les prometen el oro y se dejan seducir por el dinero fácil y rápido, no al pobre ingenuo que le engañan vendiéndole baba de caracol mezclada con semen de gaitero escoces).

Entrada al hilo del post de hoy de kurioso (agel y el secreto del trapezoide) y las ganas que tenía hace ya tiempo de contar algo del estilo. Lean su texto, que es bastante didactico de como funcionan esta cosas, y no tan visceral como el mío. El vídeo del medio, extraído también de su entrada.

2 comentarios sobre “Vendiendo humo a idiotas”

  1. Esta gente se merece una denuncia como una casa.
    Lo que aparece en el vídeo no es nada comparado a la representacióna la que tuve que asistir.
    Recuerdo que a través de una web de empleo se pusieron en contacto conmigo para ofrecerme un empleo, que les interesaba mi perfil…
    Escarmentado de los trabajos-panacea y las sectas comerciales que asolan nuestro país, le pregunté desconfiando si el empleo no estaría relacionado directamente con el tema comercial y me juraron que no, que era un empleo puramente administrativo. Cuando llegué allí y vi el despliegue comencé a temblar y enseguida supe de que iba todo aquello. A pesar de todo, como soy un amante del bizarrismo, decidí quedarme al espectáculo. Además de la charla-lobotomía colectiva, pude asistir a un carrusel de comerciales contando sus éxitos personales (incluidas fotos de cuando eran gordos y desagradables) y los beneficios que les había aportado la utilización de los productos que ellos mismos ahora vendían. Todo ello vendido con las técnicas más burdas de márketing “Made in America”, dignas de cualquier episodio de los Simpson.
    A medida que el espectáculo subía de tono, me iba revolviendo en la silla e iba incubando una mezcla de asco e indignación. Al final me lo tuve que tomar con humor y se me empezaron a escapar carcajadas, desplazándome hacia la salida, incrédulo del espectáculo al que había asistido y con ganas de destruir aquel reducto de inmoralidad.
    Lo único que lamenté fue no tener una cámara y un bidón de gasolina…

  2. Este soy yo de Donald Trump

    http://host-d.oddcast.com//photofacev2/?mId=33012887.3

    Quieres ser mi aprendiz? Sigue estos 9 pasos.

    1. Aprende a ser un cabrón.
    2. No sigas si paraste para aprender el paso 1.
    3. Vende tu alma al diablo.
    4. No sigas si la vendiste sólo una vez.
    5 Siempre da prioridad a los viejos, viudas, parados, y cualquier tipo con pinta de perdedor (son los más fáciles de engañar).
    6. Llegaste hasta aquí, OK. Colócate en la fila con los otros hijos de put@.
    7. Si te pusiste en la fila no sigas.
    8. Muy bien, cabrón. Estas listo para construir tu primera pirámide.
    9. Bien, tu y yo sabemos que eres un grandísimo hijo de put@, pero yo soy el rey, así que como te quedes con mi comisión te arranco los cojones.

    Listo, ya estás graduado en mi universidad.

    Creo que es más o menos así la cosa…

    Un saludo y felicitaciones por tu blog

    Miguel Cabezas (Netmind)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *