Toc toc, ¿hay alguien en la redacción?

El sueño de un periodista debe ser que pasen cosas los Domingos, por eso de no rellenar el telediario con desfiles de moda y 45 minutos de futbol. Es casi tan bueno como una ola de frío o una de calor.

Eso está muy bien, pero el sueño húmedo es que muera alguien famoso, cuanto más joven mejor, y en extrañas circunstancias. Se frotan las manos, cortinilla de estrellas, el debut cuando era un desconocido, imágenes mostrando la fragilidad de la juventud, el ascenso hasta la cima, se calienta la cosa, infidelidades, problemas con la familia, peleas, y lo mejor, con lo que podemos llenar tres días de periódicos, sus problemas con las drogas, las salidas de tono, cuando actuaba medio pedo, su últimas imágenes…

Y para macerarlo todo un poquito, algún gesto de solidaridad que mostró en vida, para recordarnos a todo lo buena persona que era. Bueno, y más drogas, suele gusta eso cuando admiten haberse drogado, es taaaaaaan divertido. Historia de una muerte anunciada podría ser un buen titular  por eso de no ser sensacionalista y hacer un guiño a la cultura. Magnífico. ¡Noticias prefabricadas!.

Me imagino entrando en la redacción (yo me hago la imagen mental de gente con puros y sombrero, rodeados de putas y menores en la pared con capuchas negras y atados con cuero siendo fustigados por diablillos), hola buenos días, ¿se ha muerto alguien famoso o vamos a tener que hablar de cosas importantes?.

Claro, siempre tienen la excusa de que cuentan lo que la gente quiere, son solo unas almas caritativas que nos confeccionan sueños en forma de noticias. ¿Seguro? ¿O en general nos interesa lo que nos dan porque nos han atontado, nos han acostumbrado a tragar mierda?

Porque uno ya se hace hecho la idea de que los medios privados están ahí para hacer dinero, y la función pública que antaño desempeñaron ha quedado reducida a notas de prensa de agencias internacionales o a columnas de opinión para autoafirmar sus dogmas.

Ya da hasta pena cuando ni la televisión pública se ocupa del tema con la importancia que merece. No sé si es como para parar la programación, pero al menos una conexión, un especial, algo en el canal 24 horas más que un mero apunte de que “hay un incendio, el fuego quema”. Vergonzoso.

Lo que le pasa a Grecia, y lo que le lleva pasando ya demasiado tiempo, es sin duda más importante de lo que nos hacen ver. No es justo llenarse la boca como adalides de la libertad cuando las revoluciones son en los países árabes, es decir, cuando interesa, y hacer una especie de mini-noticia con Grecia centrándose en los “disturbios”, es decir, cuando no interesa. Curiosa esa dualidad “disturbios-revolución” dependiendo del lugar.

Nos guste o no somos Europa, compartimos muchas cosas, instituciones e incluso un gobierno. Y por lo menos la televisión pública tiene la obligación de informar tal como merece la situación. ¿Se imagina que es usted un ciudadano de Galicia, en Cadiz ocurre algo similar a lo de Grecia y en la televisión pública le echan un especial recetas de la tía María?

Y si esto no te convence, siempre puedes pensar que podemos ser los siguientes.

Relacionada:  ¡Eh periodista, que Grecia arde!

4 comentarios sobre “Toc toc, ¿hay alguien en la redacción?”

  1. Porque cuando pasó lo del 15M le dieron una cobertura estupenda en los medios españoles.

    El problema no viene de que sea de otro país, sino de que es un tema que no interesa.

    Una lástima que la TV funcione así. Pero por eso no es recomendable informarse con ella.

  2. Quiero recordar a #Yprum, que al 15M le dieron una cobertura estupenda… al tercer o cuarto día de comenzar. Fijate cuando calló el 15 de marzo de 2011. En Martes. El primer periódico que le dió una cobertura de pasada fue el Jueves. La cosa en los medios no fue tratada de la forma que merecía hasta el fin de semana. Desde el martes, hasta el fin de semana.

    Osea, que se sigue cumpliendo lo que comentaba Mario en el artículo incluso en nuestra propia casa.

  3. Perdon. El 15 M no fue el 15 de marzo sino el 15 de mayo. Lapsus mio. No calló en martes, sino en domingo. Pero se sigue cumpliendo lo que digo; los medios no le dieron cobertura mediática hasta pasados varios días, y no fue hasta el fin de semana siguiente que el 15M “explotó” en los medios. Durante la semana anterior, los pocos que lo trataron lo hicieron de pasada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *