Redes Sociales: el Gran Hermano acecha

Si hasta hace cuatro días nuestros padres no tiraban las cartas a la basura por si cogían sus datos, y nosotros mismos hace unos años solíamos poner datos falsos sistemáticamente en los servicios de internet para estar algo protegidos, ahora mismo, eso se ha acabado, y no solo nuestros datos están al descubierto, si no que hay (o puede haber) mucho más…

Con del.icio.us podemos ver lo que nos interesa, nuestros gustos, las paginas por las que navegamos y por extensión, lo que nos gusta y nos deja de gustar, etc. Con otras como facebook y tuenti, podemos ver nuestro grupo de amigos, con quienes nos relacionamos, los sitios donde hemos estudiado, el que hemos estudiado, que nos gusta, como somos, y no solo en cuestión de gustos, si no físicamente. Con lastfm podemos ver la música que nos gusta, los conciertos a los que vamos, gente con la que conversamos, etc. Con digg o meneame, podemos ver nuestras noticias favoritas, almacenarlas en favoritos, votarlas, compartirlas. Y lo ultimo ya es twitter, con la que no solo nos conectamos con gente de gustos similares, si no que además vamos contando lo que hacemos minuto a minuto, para dar más pistas. Incluso ahora ya hay redes sociales que agrupan todas las demás redes sociales para que podamos ver todas juntas, como friendfeed, por si quedaba alguna duda de donde nos quieren. Ahora cambien el “podemos ver” de las oraciones anteriores, por un: “pueden saber”.

He remarcado solo algunas, después hay cientos de ellas más, que nos agrupan depende de lo que leamos, las fotos que nos gustan, nuestroshobbies, y un millón de clasificaciones más. Hay millones, de todos los gustos, como puedan ser myspace, Flickr, dejaboo, hi5, bebo, livejournal, yahoo 360, orkut, skyrock, tagged, friendster. De hecho en ocasiones parece que hay demasiadas, cada una de ellas con su cuota en una parte del mundo. Todo esto empieza así, un día te dicen, mira, en lastfm te cuentan la música y puedes ver la música que escuchan otros. Otro día, te invitan a facebook o tuenti, y te dicen, si tío, entras y comentas las fotos de la borrachera del otro día. Después subes tus fotos a Flickr, creas un myspace, te invitan a hi5, haces un twitter para tu blog, recopilas información el del.icio.us, ves las noticias en meneame, digg o reddit, y hoy mismo podemos tener diez cuentas en redes sociales, sin ningún esfuerzo y sin perder demasiado tiempo en la red. Y claro, dices, que bien, tengo todo ordenado, puedo ver lo que hacen y les gusta a mis amigos, muestro mis fotos a la gente, lo que escucho, laspelículas que veo, y de repente un día, te das cuenta, de que tienes bastante más información de la que tu mismo sabes. Es decir, saben más de ti que tu mismo. Pero aún así nos da igual, porque si una debilidad tiene el ser humano, sobre todo en la actualidad, es el egocentrismo. Queremos, no, mejor que queremos, necesitamos reconocimiento social, esta demostrado, no es nada nuevo, sin reconocimiento social, vivimos peor, incluso menos, pero aparte de eso, nos gusta. Nos gusta enseñar lo que hacemos, nos gusta enseñar lo que nos gusta, nos gusta que nos vean en fotos, que comenten sobre nosotros, que nos adulen, en definitiva, nos gusta enseñar nuestra vida y que los demás hablen de ella. De ahí, desde mi humilde opinión, el éxito de las redes sociales.

No me voy a guiar por extrañas teorías de la conspiración, ya que normalmente no suelo creer mucho en ellas, porque simplemente creo, que para conspirar de una manera global, habría que controlar demasiados factores que es imposible controlar. Pero al margen de ello, cuando saben tanto sobre nosotros… De hecho, no creo, que directamente sea una conspiración para controlarnos, pero es una gran oportunidad de negocio, la de la venta de datos, y las redes sociales tienen muchos datos, no solo unteléfono y una dirección, si no toda nuestra vida resumida en bases de datos. Y esto, bajo mi punto de vista, es un atentado a nuestra intimidad. Por ejemplo, hacer estudios de mercado para vendernos cosas. Lejos queda ya el bombardeo de publicidad de la televisión y el poco acierto de las campañas, es decir, si están viendo la televisión un millón de personas, echan un anuncio de un coche, igual solo les interesa comprar un coche a mil personas, solo a dos cientas les gusta ese modelo de coche, y al final solo dos terminaran comprándolo.

Si ahora mismo tiene recopilada información nuestra desde hace dos años, pueden saber exactamente lo que queremos, y en que momento, pondré pequeños ejemplos. Si desde hace cuatro años, todos los años en julio voy a unfestival de música, y por alguna extraña razón, este año también iré. Ya esta, pueden hacerlo manual, o simplemente un código que vaya mandando la propaganda de festivales a todo aquel que cumpla ciertas condiciones. Si has ido cuatro veces en julio a unfestival dejazzpor ejemplo, y te mandan publicidad de unfestival dejazz para este año… más fácil imposible. Lo mismo, si leo libros de aventuras, publicidad de libros de aventuras. Y así con todo. Y algunos diréis, si pero claro, eso ya lo hacegoogle con la publicidad, depende de lo que busques, te muestra unos resultados. Claro, pero no me podréis negar que con la cantidad de información sobre nosotros es mucho más fácil acertar. Que publicista hubiese soñado un 100% de efectividad en sus anuncios.

Ya hemos visto que nos pueden vender en cada momento justo lo que queremos en cada momento, pero no solo va la cosa en ese sentido. Si cogemos los datos de millones de personas, los dividimos por sectores de población, y cogemos por ejemplo, al un jugoso mercado, como pueda ser los jóvenes. La ecuación es fácil, para un fabricante de X objeto, mira cuales son los objetos que más les gustan a los jóvenes, y hace objetos de acuerdo a ese patrón. La verdad que si seguimos por ese camino, da incluso miedo, cuando pasamos de ser personas, a ser objeto de estudios, a ser simplemente cifras… pero esto puede ser solo una parte, la verdad que no quiero pensar mal, pero hay un mundo de posibilidades.Sin hablar del peligro que puedan tener los adolescentes y el uso irresponsable de estos servicios, ya que es muy fácil saber donde viven, porque sitios van y lo que les gusta. También es muy fácil contactar con ellos, y siendo como son adolescentes, muy fácil engañarlos, pero este camino lo dejo a la reflexión de los padres y su control (o la ausencia de el) sobre sus hijos.

Estamos de acuerdo en que saben nuestros gustos, donde vivimos, donde trabajamos, que hacemos, que comemos, que vemos, que vestimos, nuestro gruposocial, a que sitios vamos, cuando estamos en casa y cuando no, no es descabellado pensar cosas como que se puede hacer una plantilla con la información de cada individuo. Estado civil, lugar de residencia, nombre de su familia, gustos, inclinaciones, nivel deactivismo, consumidor de drogas, persona estable, rebelde, conformista, nivel deconsumismo, donde trabaja, con quien trabaja, estudios, un sinfín de cosas más, entre ellas, algunas tan importantes como las inclinaciones políticas o tan privadas como las sexuales. Una empresa, antes de contratarte, puede pedir cierta información sobre ti, y no es apocalíptico pensar (ya que ahora mismo en las entrevistas es algo parecido, sobre todo en multinacionales) que al tener esa información, si algún punto no les parece bien, te excluyan. Es decir, vas a trabajar para un periódico de cierta politización, o tu empresa no quieres sindicalistas, o no quiere gente que consuma drogas, dependiendo de tu perfil, pueden cogerte o no. No solo para trabajar, si no para pedir prestamos, hacer viajes, y un sinfín de cosas que me da miedo solo imaginar.

En un plano algo más fantasioso, pero no por ello imposible. Me refiero ahora si, a conspiraciones más serias por ejemplo, gente con poder que molesta al sistema, sindicalistas, anarquistas, o gente con mucho poder que se quiere eliminar. Ya no haría falta, como en el pasado, pincharle el teléfono, ponerle un vigilante, no, para que, si ya sabemos a donde va, y cuando. Sería tan fácil como eso. Sin hablar de mafias o cosas así que pueden hacerse con los datos de personas. Tampoco quiero hablar, en caso de guerra, golpe de estado, etc. lo fácil que sería identificar a disidentes y opositores, y hacer que desaparezcan, como en 1984, ¿Quién quiere telepantallas teniendo redes sociales? ¿Acaso Orwellse iba a imaginar que algunas de las cosas que aparecen en su libro hoy se cumplan? Al final tendremos que escribir en un pequeño cuaderno, en la oscuridad de una esquina… 4 de Abril de 1984… ¿Por cierto, en que año estamos? ¿Qué piensas tu de las redes sociales, son útiles de verdad, o se pueden volver contra nosotros? ¿Visitas frecuentemente estos sitios? ¿Cuáles de ellos? ¿Qué opinas de tu derecho a la intimidad? ¿Piensas en realidad que todos estos datos se pueden utilizar contra nosotros, o crees que solo es una fantasía? Saludos

6 comentarios sobre “Redes Sociales: el Gran Hermano acecha”

  1. Hombre, de tener una cuenta en tuenti a que me metan un tiro en la cabeza amando al gran hermano creo que hay más de un pasito, creo.

    De todos modos, tener un perfil en una de éstas cuentas no implica que te conozcan mejor que tú, significas que tienes una parte de tu vida que es “normal” por decirlo de alguna manera, y que conoces a gente, que ya es algo, ¿no?

  2. Claro, tampoco hay que demonizarlas… por tener un tuenti y un lastfm no te van a pegar un tiro como dices tu, solo era por ver la otra cara de la moneda, que no es tan bonita ni reluciente

  3. Es falta de precaución que se va perdiendo con el paso del tiempo, lo mas grave del asunto no es precisamente la publicidad, lo mas grave es el peligro que corren usuarios inexpertos que tienen todos sus datos y fotos de lo que hacen casi a diario por muchas redes sociales. Lo peligroso es cuando por este medio al cabo del tiempo cualquier persona te puede investigar, solo escribes en google el nombre de usuario que acostubra x persona y en menos de 1 segundo te puedes encontrar con tanta información que si cayera en manos de alguien con malas intenciones. Algo que resulta curioso es que cuando te vas a registrar en una página web como estas te piden muchos datos personales y cuando ves a alguien mas haciéndolo la mayoría de las veces tienes que decirle que no ponga toda la información veridica…

  4. Pues yo creo que no va tan desencaminado… un ejemplo, tanto facebook como tuenti (que son dos que conozco) al aceptar el acuerdo para registrate donas todos los derechos a la pagina en si mismo, es decir, todas las fotos, videos, comentarios, etc son propiedad de tuenti (en este caso) y puede hacer con ellas lo que deseen, pueden vender informacion al mayor postor pues es legalmente propiedad suya

    He leido casos por internet (no se que veracidad darle) en los que comentan que rechazaron a un hombre en la policia de estados unidos al leer en su facebook que era homosexual, etc, etc

    Conspiracion o paranoia, no se… pero sospechoso si que es no??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *