¿Quién?

Aviso: este post no es de opinión, es un relato, ejem, relatillo, no pierdas tu tiempo.

Lo habían matado ya.

Jamás volvería a respirar, a mirar al horizonte, ya no podría andar por la orilla del mar, ni gritar a la nada.

Alguien habría apretado el gatillo, alguien habría quitado el soporte bajo sus pies dando paso a un golpe seco y ahogado, alguien apretando los puños para golpear, alguien dando una orden simple y directa. Que más dará quien y como lo hiciera, si ya no puede avanzar, ni enfadarse, ya no puede gritar al viento lo que siente.

¿Qué como sé que ha muerto? No lo sé, pero ha muerto.

Al principio pensé que el verdugo sufriría al menos tres cuartas partes de lo que yo sufrí, que la culpa aplastaría su vida, anulandole los pasos y cegando su visión. Pensé que no podría vivir con el lastre de la culpa, que no podría respirar el aire que le quitó a un semejante, que nunca se podría volver a mirar al espejo sin arrancarse los ojos, sin astillarse el corazón.

Y de repente, ahí lo tenía. Sabía que era él, y sabía que tenía que hacerlo. No estaba bien, o sí, nadie lo sabe. ¿Que si lo hice? Claro, sin dudarlo. Pestañeé y lo maté. Vi como se apagaba su silencio y sonreí. Vi como el universo recuperaba su equilibrio, como una estrella impactaba contra el horizonte revolviéndome el estomago, clavándome agujas en el pecho y quitándome la razón.

Yo era quien lo había matado, sin ninguna razón.

El cuadro se titula Impotence y es de ADDROX compartida bajo CC.

Un comentario sobre “¿Quién?”

  1. te falta una “o” en la primera linea del relato

    el cuadro está guapo

    PD: la muerte es algo natural, morir y matar, no es algo tan dificil de comprender. Pero el juicio y la razón nos hace la picha un lio. No se si con motivos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *