Que te metan una pistola en la boca

Que te metan una pistola en la boca es más que una putada. Supongo que no se olvida fácil. Supongo que no se olvida nunca. Pero eso es secundario. Eres un rumano de mierda y hay cosas por encima de ti que no entenderías. Hijo, esto me duele más a mi que a ti. Aquí nos olvidamos que no se está librando de la cárcel a un ladrón de guante blanco, como nos tienen acostumbrados, a gente que se ha pasado un poquito de la raya y ha sido pillado por esos seres tan incómodos, que no se casan con nadie, los jueces.

Aquí obviamos que unos matones usando su método de trabajo, le han metido a alguien una pistola en la boca y le han dicho que le iban a matar. Es un poco más violento que llevarte el dinero a Suiza. Aquí ya no hay guerra de malos y buenos. Se han pasado, tal vez un poquito. Y el gobierno acude en su rescate, porque debe favores. Hay que echarle un chuletón de vez en cuando al perro para que esté contento.

La barbaridad es de tal calibre que nadie hace nada, porque nos supera. Es tal la desvergüenza de esa gentuza que no sabes nunca cuando pararán. Cuando te cabreas un día porque crees que han hecho la última, al día siguiente te sorprenden los titulares con una canallada elevada a la enésima potencia, y aquí no pasa nada.

¿Que os parecería, señores ministros, si os meten una pistola en la boca? La cosa cambia, ¿no? ¿Cuesta respirar? Lo mismo hasta te meas encima. Yo me imagino que se le vaya la pinza a alguien y lo haga. Entonces la risas se tornarán en llanto y ser un hijo de puta no será tan divertido. La sonrisa bobalicona lo mismo se te borra. Hasta te sale el inglés. Porque lo que ustedes son, no es otar cosa que una pandilla de criminales, criminales satisfechos de serlo. Y los criminales se protegen, los que van con traje y con uniforme. Entre ellos. Como buenos camaradas. Y aquí no pasa nunca nada porque todos tragan.

Que te metan una pistola en la boca no debería ocurrir en España. Recuerda más al lejano oeste, recuerda más a la stasi que a cualquier tipo de autoridad del siglo XXI. Recuerda cada vez más a que son una pandilla de mafiosos camuflados en congresos y senados.

Recuerda a que lo mismo no aguantamos tanto.

Relacionada

Un comentario sobre “Que te metan una pistola en la boca”

  1. Lo que no debería ocurrir no es que te puedan meter una pistola en la boca, eso, desgraciadamente, seguirá pasando mientras sigan existiendo las pistolas. El problema es que puedan hacerlo y salir impunes. El congreso de Ministros al completo es cómplice de maltratos cuando indulta a maltratadores; poco se diferencian Rajoy, Gallardón, Montoro y De Guindos de los 4 policías que metieron una paliza al rumano.

    Y todavía alguno tiene la poca vergüenza de decir que los policías, desde entonces, están viviendo un “drama”. El drama que vivió el rumano les importa una mierda… Lo mismo que les importa el chico que murió por un pelotazo en el Pais Vasco; y lo mismo que les importa la chica que ha perdido un ojo en barcelona por otro pelotazo cuando “oficialmente” no se han disparado pelotas.

    Y se demuestra definitivamente que no somos personas, somos números; si uno de esos números se sale de la media, importa poco, se aparta y listo. Y aquí no pasa nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *