“Protestadores”

Hay una figura que me intriga cada día más. Es básicamente la del abuelo cascarrabias sentado en la silla de la cocina poniendo a parir a todo lo que respire. Lo que sucede es que se está extendiendo a una velocidad espectacular por toda la sociedad.

¿Y a que me refiero? A todas esas personas que siempre, pase lo que pase, suceda lo que suceda, siempre, protestan. Y no me refiero a críticas constructivas, o a simples críticas, me refiero directamente a protestas inútiles, descalificaciones, menosprecio o simplemente ataques personales.

Es curioso porque este grupo de personas suelen coincidir siempre con los que no hacen nada. Es decir, alguien hace algo por cambiar las cosas, y ahí tienes a ese grupo de gente, surgidos al instante de algún extraño lugar, diciendo que lo que estás haciendo es una mierda y no sirve para nada.

Su argumento preferido es siempre que hay cosas más importantes que arreglar y que hay mejores formas de hacerlo. Obviamente ellos no hacen nada por arreglar esas cosas más importantes ni dan sugerencias para hacerlo mejor, simplemente dicen que lo que estas haciendo es una mierda, no sirve para nada, y que te podrías centrar en otras cosas más importantes. Ejemplo claro de campaña que recauda dinero por cualquier cosa, pues el que sale que dice que en el África están peor y tendríamos que ayudarlos a ellos.

Obviamente siempre hay problemas más importantes, y siempre se pueden hacer las cosas mejor, hay gente que se parte la espalda por cosas en las que cree , pero eso da igual.

Típico ejemplo de manifestaciones en la calle. Siempre habrá quien diga que esa manifestación no se tenía que haber hecho en ese momento, que no servía para nada. Siempre que hay una protesta muchos aluden al orden y a la legalidad. Y claro, si quieres manifestarte o reivindicar algo, tiene que ser completamente legal y por supuesto que no moleste a nadie, lo que da como resultado la imposibilidad de realizar cualquier tipo de protesta o manifestación.

Y claro, los mejores son los que crítica a los ecologistas, a los antisistema, etc. Gente que lucha por un mundo mejor, de manera más o menos acertada. No quiero expresar lo ridículo que resulta criticar a un ecologista por viajar en coche o aun antisistema por poner la calefacción. Ya sabemos que si fuera por vosotros tendrían que vivir todos en cuevas para ser coherentes, pero no es incompatible querer cambiar las cosas y vivir con el sistema. No hay que vivir en la calle estar en contra del sistema capitalista. No habré oído pocas veces ni nada, de los sectores más reaccionarios, pero míralos, tan sindicalistas, tan antisistemas, pero les gusta el marisco! ¿dónde han dejado sus ideales?

¿Pero se dan cuenta de lo ridículo de sus argumentos?

Ya ni hablar de “famosos comprometidos”. Sin ir más lejos grupos de música comprometidos socialmente que son criticados por sacar sus discos en multinacionales, como si tuviesen que ir puerta por puerta vendiendo cd’s para ser coherentes con lo que piensan. Ni digamos ya de tener una casa propia, y mucho menos un chalet, habráse visto. Da igual que ganen cantidades ingentes de dinero y tengo miles de proyectos solidarios, tienen que comer arroz blanco en casa de sus padres porque si no son uno falsos, unos hipócritas y unos vendidos.

Vamos, que no me invento nada, que solo hay que ver cundo un multimillonario dona dinero, mucho o poco, como ataca la gente diciendo, pues eso desgrava… pues para el eso no supone nada… pues seguro que…

4 comentarios sobre ““Protestadores””

    1. hola amigo, cógeme un post de todos estos años en el que critique de la forma que describo en el post (de manera ofensiva sin aportar nada) a alguien que se moleste por cambiar algo.

      Piénsatelo antes de dejar comentarios sinsentido 🙂

      un saludete

  1. Pingback: Protestadores
  2. Ya lo has estado describiendo durante todo el artículo. Estos quejicas de vicio generalmente abusan de la falacia para defender su queja.
    Es muy importante entrenar la mente para descubrir las falacias ya que es difícil descubrirlas por uno mismo sin esa destreza adquirida. Y ese entrenamiento no es fácil de encontrar si no se busca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *