Pobres de mierda

 

Y la cosa no cambia. Seguimos siendo igual de pobres e igual de miserables. Igual de ratas, de usureros, de tacaños y de rastreros. Y con la crisis como excusa es que no nos llega ni para pipas, pero el tema es el mismo, que somos unos desgraciados.

Decían que los españoles éramos tontos y de corto ingenio, hasta que inventaron las cosas gratis, o hasta que tenemos que pensar la forma de putear al de al lado.

Porque después de comprar catorce regalos en el súper de la esquina para tener al niño entretenido y que no de guerra, uno se queda sin dinero, ni para caramelos. Y en el día que más ilusión le hace a nuestros retoño, justo cuando pasa el rey negro, pues tenemos que sacar lo más ruin de nosotros, y como no, darle la vuelta al paraguas para dar ejemplo a los más pequeños de como se hacen las cosas, de cómo los caramelos gratis son para guardar para todo el año, y ya de paso tocamos los huevos a todos los que estén alrededor. Acto seguido sacamos las bolsas del Carrefour y las llenamos, para continuar con el paraguas a modo de cazo rebañando ilusiones. Y si hay que tirarse al suelo a por los caramelos, uno se tira. Y si hay que pegarse con el padre de al lado, se la da cuatro hostias, y si hay que pisar manos de niños, se pisan. Pero gratis es gratis. Eso sí, que nuestros hijos aprendan que el más cabrón gana, y que hay que aprovechar las degustaciones para aprovisionarnos, no vamos a coger tres o cuatro caramelos y ya, que eso es de pobres, y compartir de estúpidos. Mejor todos para nosotros, aunque los caramelos vayan después a la basura, pero que el puto niño gordo del vecino del quinto no chupe ni el envoltorio del último caramelo pisado.

Total, después echaremos la culpa a los profesores de porque el niño ha salido un vago y un cabrón. Señor, le imita a usted. No busque más, que ha venido enseñado.

El regalo lo apartará en unas semanas, pero la lección que le has dado hoy, padre ejemplar, no se le va a olvidar en la vida.

Titulos alternativos: Padres de mierda, Paraguas de mierda…

La foto es de kurioso y la ha tomado (bastane mal por cierto) en algún lugar de Madrid mientras hacia de padre.

Edit: Pongo otra foto de kurioso, para ver la misma desgracia en alta resolución…

50 comentarios sobre “Pobres de mierda”

  1. Pingback: Pobres de mierda
  2. También hay que mencionar a esas ancianitas que no se cortan ni un pelo en dar un buen empujón a un niño para pillar de muy malas maneras un caramelo que está en el suelo.
    De todas maneras, de vuelta a la entrada, creo que deberían prohibir el llevar paraguas a esos sitios. Porque no sólo quitan los caramelos y la visión a los niños de los lados, sino que encima puede ser peligroso porque es probable que se claven alguna varilla.
    Muy bueno el artículo 🙂

  3. A mi de pequeño, con unos…13? años, me pisaron a mala leche, una tía con tacones, por coger un caramelo. Nunca he usado paraguas ni cosas así.

    Me dio tantísimo coraje que le partí el tacón. Desde entonces no voy más, como dije hoy por el msn, esto saca lo más ruín de nosotros.

  4. Yo aún recuerdo cuando un amigo (entonces teníamos unos 18 años) le tiró un cigarro encendido en un paraguas en posición red de caramelos jajaja

  5. Totalmente de acuerdo. He estado hoy en el centro de Madrid viendo la cabalgata y me parece bochornoso lo de los paragüas. Igual de bochornoso que la gente se pegue por los caramelos. Igual de bochornoso que la gente se agache como perros a coger un puto caramelo. Suerte hemos tenido al comienzo donde con una pareja hemos repartido los caramelos que podíamos coger en el aire. Después han llegado unos tipos que, con niños pequeños de por medio, sólo sabían decir “putos machupichus, ellos que se vayan a por caramelos a su país” o “mira, a ver si los caballos cortan la cabeza a unos cuantos rojos”. No hay nada mejor que un acontecimiento de estos para darte cuenta de que, normalmente, España da asco.

  6. Hace años que ni me acerco a la cabalgata, vamos, que me quedo en casa. Mi mujer y mi hija (12) no lo entienden. Es vergüenza ajena lo que siento al ver al personal empujarse con encono por unos caramelos que, como bien dices, terminaran en la basura. Nos sale lo mezquino y ruín por cuatro caramelos de mierda.
    Salud.

  7. Noto las cosas un pcoo exageradas.. si no te agachas a por los caramelos que se supone que los cazas en el aire y los demas los dejas ahi tirados?la cosa de la cabalgata es sobretodo para los niños para que cojan caramelos aunque luego no se coman y claro que est amuy mal que la gente abra el paraguas, pero los empujones y caramelazos en la cabeza es algo relativamente normal.. dejarse de frivolizar con que que asco de pais y tonterias asi hay k disfrutar de las carrozas y de los niños que pa eso es la cabalgata!! vivan los reyes magos!!!!!!!!!!!

    1. ¿Exageradas? yo creo que se queda corto. Y efectivamente los empujones y caramelazos son normales, esa es la tragedia que evidencia a las claras que estamos en un pais de necios, brutos y desgraciados como muy acertadamente apunta el artículo. A mi también me gustaría disfrutar de las carrozas y de los niños si el comportamiento “ejemplar” de mis queridos conciudadanos me lo permitiera. El pisotón que recibí en el metacarpio este año y la herida que sufrió mi hijo me lo pusieron un poco difícil. Pero claro, debe ser que soy un frívolo, un refifí, un tonto y un anormal ;-P.

  8. Yo siempre he dicho la solución: Confetti. ¿Qué es eso de tirar caramelos?, en ningún sitio se hace eso, nada más que aquí. Se quitan los caramelos (o juguetes pequeños o lo que sea) y se tira sólo confetti. Así, primero no te dará un caramelo lanzado bastante fuerte en el ojo, ni en el ojo de tu hijo pequeño. Ningún bailarín, ni ningún anciano ni nadie resbalará con un puto caramelo y se irá al suelo, rompiéndose la cadera o lesionándose. Los padres y los niños estarán pendientes del espectáculo, las coreografías de los bailarines, el saludo continuo y los besos de los Reyes Magos y de sus héroes de la tele y los dos se lo pasarán bien. Y lo más importante: Los padres que quieren a sus hijos irán a disfrutar con ellos al espectáculo, y la GENTUZA de todas las edades, desde los niños cabrones que pisan las manos a los pequeños pasando de los caramelos, hasta los abuelos que parece que estemos en guerra y no haya comida, y si tienen que darle una hostia a un niño se la dan sin contemplaciones (como soy un anciano el padre del niño no me va a ahostiar a mí… O eso se cree él, que la cabalgata no dura para siempre) se queda en su casa porque “si no van a dar nada no voy”. Y cuando se acaba la cabalgata, o te vas con tu hijo a tomarte un chocolate con churros y luego a casa, o y esto es una idea para los vendedores ambulantes de dulces, esos que van con un carrito; a una distancia prudencial de la última carroza, vais despacito dos o tres y el que quiera un bastón de caramelo, que lo pague. Seguro que más de un padre se acercaría. Y yo ya he ido a muchas con confetti y os aseguro que la gente va más y luego se marcha hasta más contenta. Un saludo y feliz año nuevo. Y sí, luego hay que limpiar, pero es un trabajo remunerado, ¿no?, y seguro que es mejor recoger confetti que mierdas de perro, ¿o no?. Yo a esta solución no le veo ningún pero.

  9. ¿Abrir el paraguas está mal? Sí
    ¿España da asco? ¿Es que alguien no se había dado cuenta aún?

    Pero de ahí a que el que se agache a por caramelos es un rastrero va un trecho gordo. A mí ver las cutre-carrozas-con-gente-mal-disfrazada pasar me aburría sobremanera. Lo divertido era recoger los caramelos. Y no sólo por el hecho de tener caramelos, si no porque era divertido disputárselos a tus amigos / padres y luego ver quien había cogido más. Y si a Fernando “el cabezón” le atizaban con uno en la testa pues más risas aún.

    Conclusión: Niños, no habráis el paraguas de mayores cuando vayáis a la cabalgata ni agredáis a alguien para alcanzar un caramelo posiblemente roto (lo divertido es ser el más rápido, no el más fuerte), pero tampoco dejéis que unos pocos amargados de un blog os fastidien las fiestas.

    Amén.

    1. Si tu conclusión fuera oída y seguida por todos o casi todos diría amén contigo amigo mío. Me temo que desafortunadamente no vaya a ser así y la brutalidad más zafia se imponga al sano y divertido juego de ser el más rápido

  10. No puedo estar más de acuerdo.
    La educacion es la base de la sociedad.

    Y la falta de ella (es más, el alarde de no tenerla y de “saltarse las normas” “por que yo lo valgo”) es la semilla para destruir lo poco que tiene de civilizada nuestra sociedad.

    ¡Miedo me da cuando todos estos adolescentes”enseñados” día tras día por sus padres (y demás allegados) y por esos educativos programas de television cuyo lema es”todo vale y lo quiero ya ya ya” se hagan mayores y tengan que dirigir el país, o, sencillamente, los tengamos de vecinos, en la cola (si existe) del super, etc.!.

    ¡Esto va a ser una jungla!
    ¡Maricon el último!

  11. hijo mio como estas de quemado con la sociedad

    quien te ha hecho algo a ti para estar tan negativo ante todo

    hombre si hay mucho raterismoo ilustrado, pero no exageremos

    venga saludines

  12. Una dosis de realidad a tiempo es mejor que muchas cosas. A ver si de una vez aprendemos.

    Buen artículo, bien contado. Y ciertamente, a veces da pena pertenecer a esta sociedad (que en según que casos me da igual que sea la española que la de turno 🙁 )

    Un saludo

  13. No creo que sea nada malo agacharse a por los caramelos… siempre que seas un niño. Los caramelos que se lanzan están pensado para que los cojan y se peleen por ellos los propios niños, y jode mucho ver como un padre o una señora mayor se pone a recoger caramelos.

  14. El artículo un poco durillo pero acertado 100%, se ha de ser desgraciado por no decir rastrero para poner el paraguas al revés, pero que los padres como gallinas piconadoras se agachen por cuatro mierda-gratis-caramelos que a la semana, si llega, los tiraran a la basura por que a los niños ya les cansan todos los sabores y colores parece que es lo normal. En fin eduquemos a los críos en este asco valores para que sean mayores, les peguen una patada en los huevos a esos padre-pringaos que les dieron todo a los niños y no los supieron educar en valores como solidaridad, compartir, etc. Luego esos padres que no se quejen porque es la semilla que están plantando.

  15. Jajaja, bueno más que gratis, lo pagamos de nuestros impuestos los caramelos. Pero más triste es ver como chavales de 15 a 18 se largan con BOLSAS con 6 u 8 balones, ¿no les valía 1 o 2 para jugar una pachanga? ¿no tienen 4 euros para un balón de verdad que aguante sus patadas?

  16. Hostia, no me jodas. ¿Estas fotos son reales? Había leído el artículo antes de ver las imágenes y pensaba que lo del paragüas era una figura retórica, y me he quedado de piedra al verlas.

    Suscribo cada una de tus palabras. Manda huevos.

    Un Saludo.

  17. Esto de los paraguas me ha dejado de piedra, donde yo vivo no lo he visto hacer nunca. Aquí los abuelos avariciosos y los niños cabrones a pisotón con los pequeños, sí. Y eso que los paraguas vendrían bien para protegerse de los caramelazos, auténticos proyectiles. Voto por el confeti.
    Pero que vivan los Reyes Magos !!!

  18. Y eso no es nada. Lo grave es que ya la gente le tira la mitad de los caramelos al rey mago!… y a dar!!!. El proximo año habra ojos sacados y heridas con puntos. Y el siguiente cada lado de la calle sera un bando y los reyes saldran con Papamovil blindado.

  19. Yo participé en esa cabalgata repartiendo caramelos y unos descuentos del zoo a los niños y todavía me acuerdo cuando un padre en primera fila (no le podía faltar su paraguas delante le la valla de seguridad) junto a su hijo me gritó: “Putos rojos, apenas dais caramelos”.

    Os juro que me sentó tan mal que me acerqué ahí y le dije: “Sí, soy rojo, puto fascista de mierda”.

    El padre se cayó y siguió con su recolecta de caramelos.

    Salu2

  20. A mi no me parece mal pues hay muchos caramelos que acaban en el suelo y además pueden golpear a los más pequeños … además lo normal es que la gente que los recoge con paraguas de ese modo los reparta entre las personas que tiene al lado … por qué a quién le gustan realmente esos caramelos ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *