Nosotros mismos nos vamos quitando libertad

¡Como se queja la gente de que hoy en día tenemos poca libertad!
Si es que no podemos hacer nada sin que nos este vigilando la policía, el estado, o la madre superiora. Nos vigilan por el móvil, hay cámaras en las calles, en todos los edificios públicos, nos vigilan cuando navegamos por Internet, nos vigilan los canales que vemos en la televisión, las cartas que mandamos, las que recibimos, si vamos con un hombre, o con una mujer, nos vigilan todo, saben todo de nosotros, ya no tenemos intimidad dicen estos.

Solo me queda decirles una cosa, la falta de libertad, no es una cosa que hemos perdido porque nos fuercen, simplemente nos van engañando, y nosotros mismos nos vamos quitando la poca libertad que nos quedaba.

Ejemplos:

Os parecerá el más estúpido seguramente, pero en realidad tiene más importancia que la que le damos, seguro. Estoy hablando de las cámaras que llevan los móviles.
Cualquier cosa que hagas de la que no estés muy orgulloso, o que sea divertida en su momento, pero después no, tranquilo, que siempre habrá alguien para grabarte con su móvil y buscarte un problema, colgarlo en Internet y que te vea medio mundo.
Y les parecerá una tontería, pero a más de una persona les han jodido la vida con esta tontería, hicieron algo en estado de embriaguez, o creyendo que nadie les veía, alguien les grabo, y desde ese día todo el mundo les ha visto. Y créanme, con lo crueles que somos, le podemos hacer la vida muy difícil a esa persona.

Siguiendo por esta linea, los propios móviles. Queremos libertad, pero estamos localizados todo el día, y no podemos vivir sin el aparatito en el bolsillo.
Pues les diré que es la forma más fácil de que a cualquier persona que le interese (de los que cortan el bacalao, por supuesto), sepan donde se encuentra usted, a todas horas, y si acostumbra a hacer lo mismo todos los días, lo que aún es peor, pueden saber donde estarán un día X a la hora Y.

Otro invento que nos gusta mucho, Internet. Pueden saber de nosotros, desde la tarjeta del banco, nuestros gustos sexuales (sean o no correctos, y sean o no delito..), y hasta si nos gusta la sopa con arroz o con carne. Y es que con la excusa de que se hacen muchas cosas malas en Internet, pues tiene que buscar a ver si tu estás haciendo algo malo, y ya de paso…
Y si no para eso están las grandes multinacionales de Internet, como puede ser google, yahoo, o microsoft, que sabrán más cosas de nosotros mismos, que nosotros mismos.

Pero todo esto es igual, sigamos mirando para otro lado, ¿o no?

4 comentarios sobre “Nosotros mismos nos vamos quitando libertad”

  1. Algo que también se le ha dado mucho bombo por las noticias es al robo de casas por parte de bandas del este, a mi me hace sospechar que detras estaban compañías de seguridad que habrán hecho su agosto instalando sistemas de seguridad carísimos en miles de casas y de eficacia dudosa, para que quieres camaras de seguridad si en varios pueblos puede haber un par de guardias civiles? vas a estar todo el rato mirando la camara de seguridad?

  2. La libertad existe, puedes hacer lo que quieres siempre que quieras, pero todo tiene sus consecuencias. Las consecuencias no privan nuestra libertad, solo la hacen peligrosa. Como todo, hay que saber llevarlo.
    Y respecto a los moviles e internet, son las desventajas inevitables de esta comunicación que tenemos a una escala tan bestial. Pero tambien hay que pensar en las ventajas que tiene, que no son pocas.
    Saludos,
    DeeDee

  3. Y con Lastfm, pueden saber la música que te gusta, los grupos que escuchas y cuántas veces escuchas una misma cancion en un día.

    Todos cojeamos por algun sitio, aunque tienes razon. Si estamos así es porque queremos.

  4. La libertat existe, y la vigilancia tambien.

    Hay muchos datos. 6.000.000.000 de personas al mundo. No hay nada que pueda rastear tanta informacion. Todo lo que hacemos todos y cada uno de nosotros, nada!!

    Es cierto que, si nos quieren meter el ojo encima, pueden saber todo lo que hacemos, la marca de papel de WC que usamos, cuantas veces encendemos y apagamos la luz al dia, TODO.

    Pero tienes que hacer algo “grave”, o caer con gracia (o desgracia) a alguien, para que te vigilen, para perder la libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *