No puedes

No puedes reclamar tus derechos en una huelga, porque para salir adelante hay que trabajar, no dejar de trabajar, porque ese día el país pierde un nosécuanto del PIB, y además, ese día hay gente que quiere ir a trabajar y el derecho a trabajar es sagrado. Y así no se arreglan las cosas.

Obviamente, ni de coña, puedes ocupar una plaza, porque la vía pública es de todos, y no te la puedes apropiar de forma sectaria y fascistoide sin la representación de nadie, porque es un acto ilegal que va en contra de las leyes y jodes a los pobres comerciantes.Y así no se arreglan las cosas.

Claro, dónde va a parar, ni de lejos puedes ir al parlamento a exigir que dejen de robar y recortar a partes iguales, a exigir que se rían de tu puta cara día tras día en todos los medios, que mientan manipulen y jueguen con el dinero de todos de una forma obscena. Porque eso es violento, y además, así no se arreglan las cosas.

Y vamos, ni loco puedes coger comida para dársela a los que no tienen, ni mucho menos exigir que la comida próxima a caducar se dé obligatoriamente a los pobres, porque hay unas leyes que cumplir y esto sería el oeste, que empezamos con arroz y terminamos robando ferraris, que ya se sabe, el robar todo es empezar y acabas desmadrado en joyerías con medias en la cabeza y fusiles de asalto. Atraco asalto robo hurto intimidación coacción agresión violencia. Así no se arreglan las cosas.

En definitiva, no puedes protestar de ninguna manera activa, porque molestas, porque eres molesto, porque no les dejas hacer, porque da igual lo que pidas que lo estás haciendo mal, busca otra manera. Tienes que ser un buen ciudadano, obediente, trabajador, responsable y respetuoso con las leyes. Tienes que dejar en las manos de los que saben las decisiones importantes.

Porque todo lo que hagas es violencia, porque no puedes ir por ahí increpando a la gente, porque las cosas no se arreglan así, porque esa no es la forma, porque hay que cumplir unas normas, porque aunque hay unos problemas no se afrontan de esa manera, porque empezamos así y acabamos en el oeste, las cosas tiene que seguir sus cauces, forma un partido, denuncia, hazte emprendedor, reza, salta a la pata coja, pero no molestes.

Solo puedes reclamar tus derechos callado en casa, sin levantar la voz, en tu sillón comiendo tele, votando cada cuatro años a los mismo que te robaron los cuatro anteriores, yendo a trabajar sin rechistar por poco que te paguen y mucho que te exploten, obedeciendo todas las normas, consintiendo robos desfalcos timos y hurtos de guante blanco. Incluso tienes, debes quedarte en casa aunque haya alguien pasando hambre o aunque las desigualdades sociales sean tan coloridas que duela mirarlas, no hagas nada de ninguna manera, porque así no se hacen las cosas.

Puedes reclamar sin hacer nada para que no se te oiga y todo siga igual.

2 comentarios sobre “No puedes”

  1. Pingback: No puedes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *