No logro entenderlo

No logro entenderlo…

La entrada de hoy iba a ser en un principio sobre el fusil de asalto kalashnikov, o también llamado AK-47. Iba a hablar un poco de su “creador” y de que para mi es el arma de destrucción masiva más importante que existe, que haya existido, aunque por desgracia, no que existirá.

Toda esta semana, con la guerra de Georgia y Rusia, con los Estados Unidos por medio, con Polonia, con altos el fuego, reanudación temporal de las hostilidades como lo llaman en los periódicos, con las amenazas de utilizar bombas nucleares por parte de Rusia contra Polonia si Estados Unidos pone su escudo… todas esas cosas, que por cierto, recuerdan horrores a la guerra fría, como si todo hubiese estado en una tensa calma, rota por la guerra.

Pues todas esas cosas han hecho que pensase en este tema, y al final siempre venía a mi mente la dichosa arma, el AK-47. Que voy a pensar de un arma, que lleva construyéndose 60 años, que se han vendido más de 100 millones (una aproximación, ya que hay mil subtipos y mil mercenarios que las hacen, las venden, las compran, las cambian, por lo cual es imposible hacer un calculo fiable) que ha matado a millones de personas en todo el mundo. Un arma de la que su creador, Mijail Kalashnikov, lejos de tener la conciencia sucia, dice cosas como: “Cuando uno diseña armas, la sensación es como la de la mujer que tiene un hijo. Durante meses, lleva a su hijo en su vientre y piensa en él. El diseñador hace lo mismo con un prototipo. Yo siempre me sentí como una madre orgullosa”.

Yo más bien pienso que me sentiría como si hubiese parido un monstruo. Él dice que duerme bien, aunque este casi sordo por los años que paso probando su arma, pero a mi, frases como esta me inquietan.

“Aun así, lo positivo fue mayor que lo negativo —insiste— ya que muchos países lo usan para defenderse. Lo negativo es que a veces se descontrola. Los terroristas también quieren armas simples y confiables. Pero yo duermo bien. El hecho de que la gente muera por un AK-47 no es por el diseñador sino por la política”.

Me recuerda a la excusa de, si no lo hago yo, lo iba a hacer otro… Y no solo eso, si no que le hicieron un homenaje al cumplir su arma sesenta años. No logro entenderlo.

La gente siempre habla de las bombas atómicas como las armas de destrucción masiva, pero cuando han muerto muchísimas más personas, de uno en uno, a manos de un semejante, empuñando una misma arma, no se que pensar, no se cual es en realidad el peor arma. No se si pensar que es más cruel o inhumano matarse entre si poco a poco, o borrar del mapa de un plumazo a miles de personas.

Como dato, decir que hay 640 millones de armas de fuego en circulación: una por cada diez habitantes del planeta. Algo que me parece realmente insultante.

La bomba de Hiroshima mató a 150.000 personas, a las que hay que sumar 60.000 por la radiación causada por la explosión, más todas las que murieron a largo plazo por las secuelas.

El avión, el famoso Enola Gay, desde el cual se lanzó la bomba, era pilotado por Paul Tibbets. El piloto, siempre dijo que no sentía ningún tipo de remordimientos como los expresados por otros miembros de su tripulación y que volvería a hacer lo mismo bajo las mismas circunstancias.

Por ejemplo, el capitán del Enola Gay Robert Lewis dijo años más tarde: “solo fue un trabajo más. Hicimos de este mundo un lugar más seguro. Desde entonces nadie ha osado lanzar otra bomba atómica. Desearía ser recordado como el hombre que contribuyó a hacerlo posible”.

Esto lo dice el mismo, que tras ser lanzada la bomba, cuando exploto dijo: “¡Guau, menudo pepinazo!”

Estas exterminando una ciudad entera, terminando con la vida de miles de personas, y no se te ocurre decir otra cosa, ni un, nos hemos pasado, ni un grito de arrepentimiento, ni un gesto de terror, ni siquiera un “¡Dios mío, qué hemos hecho!”, como se intento hacer creer.

No logro entenderlo, unos dicen que acortó la guerra, pero de que manera. No se que puede pasar por la cabeza de estas personas, no se como puede ser tan brutal al falta de empatía, y sobre todo, no logro entender como pueden creer no solo que no hicieron mal, si no que hicieron el bien, que hicieron lo correcto y que lo volverían a hacer.

Pero no solo eso, al día siguiente de lanzar la bomba, se celebro en Estados Unidos por todo lo alto, mientras los medios de comunicación decían: Damos gracias a Dios por haberle dado a América la bomba atómica, porque ¿quién sabe cómo la hubiera usado otra nación?

Eso ya no es egocentrismo, no es creerse el centro, es creerse los únicos, los adalides de la libertad, de la justicia, y de la paz de el mundo. No logro entender como alguien puede decir gracias por darnos el poder de quitar la vida a miles de personas, pero además, gracias por dárnoslo a nosotros, que somos lo que lo vamos a usar bien, y no de dárselo a otros, que podrían usarlo mal. Como ha dicho hoy mismo Punset en un artículo: Somos la última gota de la última ola del inmenso océano cósmico. Alguien tendría que habérselo explicado a ellos.

La verdad, que a uno se le queda mal cuerpo con estas cosas, con esta hipocresía, esta maldad y esta superioridad y falta de amor a la humanidad. Alguien debía recordarles que todos nos vamos a morir, incluso ellos. Aunque siempre hay otros gestos como la historia de la fotografía de la niña quemada por napalm en una aldea de Vietnam, de la que hablaré algún día. Si esta niña, ya convertida en mujer, pudo perdonar públicamente al piloto que incendio su aldea y este mismo mostró arrepentimiento, poco más puedo decir yo. Además, las conmovedoras palabras del fotógrafo: “Quiero que cuando la gente vea esa foto entienda que no quiero más guerras en el mundo. Hay que acabar con las guerras. No debe haber más
fotos de quemaduras de napalm. No sólo hablo de la guerra de Vietnam. No
debe haber ninguna guerra.”

La verdad, no logro entenderlo…

Documentación, datos, citas, etc. Wikipedia: AK-47, Enola Gay, Segunda guerra mundial, Bombardeo a Hiroshima y Nagasaki. Paul Tibbets, Mijail Kalashnikov.

Sobre la AK-47, enlace 1, enlace 2, enlace 3, enlace 4 y sobre el Enola Gay, enlace 5

3 comentarios sobre “No logro entenderlo”

  1. Estoy de acuerdo en que son todos unos hijos de la gran puta, pero no sé qué esperabas de ellos. Siendo diseñadores de armas, capitanes del ejército, y demás escoria variada, sabían a lo que iban cuando estaban allí..

    Mucho más me sobrecoge la sociedad yanki en general, que celebra el exterminio de una ciudad, por la libertad y la protección de su bendito país. Lo que creo es que por su posición geográfica han tenido mucha suerte (mala, a mi juicio) de no sentir en sus propias carnes el horror de tener una guerra en casa, de que destruyan tu hogar en nombre de la libertad, de ser refugiados.. Cosas que ellos provocan todos los días a miles de personas.

    Y lo mismo nosotros, los europeos, que lo permitimos. Siempre me ha recordado esto a las típicas peleas de patio de colegio. Está el abusón que pega sin piedad a los niños, y todos los demás, que viran la cara para no enemistarse con nadie..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *