No, hagas, dieta.

Sí, no me he pasado de comas, el título está así bien. Porque claro, llega el verano, la playita, las hormonas desbocadas, las ganas de follar desde por la mañana… Y ya lo sabes, si no eres perfecto, con una figura de portada de revista, ni te van a querer, ni te vas a querer. Porque el bombardeo es tan incesante, radio, prensa, televisión, carteles publicitarios. Todos son perfectos, guapos, triunfadores, y tú, tú eres un perdedor. Deprímete. Todos van a colaborar para conseguirlo.

Es la otra fecha molona del año, junto con las navidades. Cuando la gente se deprime por estar gorda, y quiere ponerse a tono como sea, y además, rápido. Gimnasio, dietas, cremas adelgazantes, aparatos de televenta, ruegos a dios para que me crezcan las tetas… Porque tengo que ser como me impone la sociedad. Ya llega la operación bikini, ¿Qué te sobran unos kilitos y quieres ester perfecta para ligar en la playita?

Bueno, tras mirarme al espejo y ver las chichas que me sobran, buscas por internet, dietas, dietas para adelgazar rápido, dietas para perder 10 kilos en 2 semanas, la del aguacate, la de las proteínas, la de la sandia y el pomelo, la dieta que adelgaza comiendo lo mismo (¿qué?), la dieta del pepino… ¡ Aliméntese solo de esta mierda una semana, y perderá nosecuantos kilos!

Y lo peor, la gente se lo cree. Porque la gente es así, se pueden comer dos hamburguesas con todo, triple refresco, patatas y helado de chocolate, y después, mirarte a los ojos con un sollozo, y decirte, joder tío, estoy gordo, es el metabolismo. Uis, es verdad, no estás gordo, estas rubenesco, es la sociedad, los espejos, y las malditas rayas horizontales. He visto a gente pedirse el café con sacarina después de haberse comido un cocido y tres trozos de tarta. Tú no estás gordo, tú lo que pasa es que eres gilipollas.

Vale, que hay gente que engorda más que otros. Pero una cosa es eso, y otra echarle la culpa al mundo de tu sedentarismo y tu mala alimentación. Es muy fácil dejarse (físicamente), y después dejarse engañar por embaucadores, mentirosos, que solo van a por tu dinero, sin importarles, para nada, tu salud. Es solo un pretexto más para venderte libros, para venderte cremas, pastillas, asesoramiento, y toda clase de florituras que te puedan sacar los cuartos. Adelgazar no se si te harán, pero dinero te vas a gastar seguro. Es lo de siempre, la teletienda americana, el presentador de sonrisa reluciente y las promesas de que vas a ser el más guapo y el más popular. Espejito, espejito…

No te dejes engañar, no hagas dietas, son todas mentira, todas. Claro que vas a adelgazar, te vas a matar de hambre. Y cuando vuelvas a tu vida normal cogerás los kilos, con propina y todo. Siento sonar pretencioso, ya que no soy especialista en alimentación, ni tengo estudios de nutrición, pero con un poco de sentido común se arregla todo. Come sano, no te cebes, haz deporte, constante, lleva un buen ritmo de vida, y no te dejes engañar por dietas milagro. Lo demás, vendrá solo. Y gratis.

Además, cae por su propio peso, con que hubiese una sola dieta que funcionase, todas las demás desaparecerían. Y ella misma, con el tiempo, se quedaría sin clientes.

___

Voy a seguir con aquella costumbré que perdí hace tiempo de recomendar canciones en los post.

Jason Webley, Seatle 1974, hace una especie de folk, con unos ritmos gitanos muy peculiares. Son famosas sus canciones con acordeón, con el cual empezó su carrera, tocando en la calle. Un cantautor original.

Una par de canciones: Dance while de sky crashes downWays to love

Un disco:  Against the night

3 comentarios sobre “No, hagas, dieta.”

  1. Buen consejo. Tienes toda la razón, un poco de deporte, constancia y no comer más de lo que te pide el cuerpo… y llega sólo. Bueno, puede que yo no tenga tendencia a engordar (ya me gustaría coger un poco más de brazo, por ejemplo… que parezco Bruce Lee)… pero es que es eso, no estoy comiendo a todas horas, tengo otros entretenimientos, y me gusta tener mis dos horitas de deporte semanal.

    Saludos y gracias!

  2. No! comed! comprar más comida! chocolates y dulces! consumid! comprad! la gordura os la arreglará las pastillas que os venderé luego! y el gimnasio que pagareis cada inicio de año y al que ireis unas pocas veces las primeras semanas!

    Pero por dios, no penséis por vosotros mismos!

    Joder Mario, a ver si van a aprender a ver como hacemos negocio los que si pensamos xD

  3. Fuf, menuda historia la de las dietas milagro… Mira, milagro es que sobrevivamos, con toda la mierda que hacemos a lo largo de la vida. Mi única dieta es hacer deporte. Quemo todo el mal humor del día y me pongo estupenda. ¿Dieta depurativa? Hijo, eso toda la vida ha sido “joe, estoy hartuzo, hoy una fruta y a la cama”.

    Me duele en el alma lo que voy a decir, pero me parece que los tíos estáis empezando a sentir algo parecido a lo que las tías llevamos un montón de tiempo sintiendo: el que si no eres perfect@, eres invisible. Si trabajas y tienes un puestazo, y un buen tipo, no tienes familia. Si, además, tienes familia, no tienes hijos. Si los tienes, eres una mala madre por dejarlos en la guarde. Y si a esta ecuación le quitamos el tipazo, “desde que diste a luz te has echado a perder como mujer”. Esa es la línea de flotación donde nos están dando ahora. Hay que ser perfecta 24/7.

    Me encantan mis mollas, qué le voy a hacer. Las he criado con todo mi estrés y toda mi ansiedad de un máster en formación del profesorado que ha sido una basura absoluta, y me ha traído por el camino de la amargura, y ahí están, ya ves. Me las quitaré corriendo por el parque, o nadando en la piscina.

    Y que le den a Dukan y a su p*** madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *