No compres en domingo, nunca.

Terminarán por abrir las tiendas todos los días a todas horas. Como Londres, que trabajar en una tienda es como vender tu alma al propietario y sacar ratitos de tu trabajo para poder ir arrastrándote por la vida. Turnos interminables que van cambiando cada semana casi arbitrariamente y ningún respeto por los días festivos y domingos.

Pronto lo veremos aquí, y ya tenemos muchas pinceladas. Esos que claman por la liberalización del horario comercial para que “podamos comprar cuando más nos plazca”.

El plan es redondo, una parte de la población trabaja tantas horas entres semana y tiene que hacer trayectos tan largos hasta su puesto de trabajo que apenas le queda tiempo para comprar el fin de semana. Solución, tener a la otra mitad de la población trabajando a parte de toda la semana también los findes para que todos podamos comprar y ser felices.

Me van a perdonar, pero ya bastante compramos como para necesitar ir al Zara… perdón, me expresé con incorrección, al puto Zara hasta el domingo. Los sábados por la mañana pase, los Sábados por la tarde ya mal, pero de verdad es necesario que abran el Corte Inglés un domingo… ¡Y hasta el Decathlon! Que imagen más bonita ese dependiente en domingo, puteado por haber tenido que madrugar y no poder haber disfrutado de su descanso, y con un cliente o dos…

Porque claro, el derecho a comprar es sagrado, y la gente tiene que poder comprar cuando quiera y cuando pueda. Y además al pequeño comercio le viene bien y además se ayuda a que los negocios prosperen en estos tiempos de crisis donde todos los pasamos tan mal… blablabla. Y además se les llena la boca con que no se puede prohibir el horario comercial etc…

¿Saben quien es el único beneficiado de que las tiendas abran los domingos? Los dueños de las grandes multinacionales, que pagan lo mismo al trabajador y le hacen ir en domingo. Al trabajador no le suelen pagar más y si le destrozan la vida familiar y su ocio. Además se aferran a la crisis, a la bajada de ventas, ponen más horas, bajan salarios… y sus beneficios siguen siendo brutales (claro que menos que antes de la crisis, que para ellos ya es malo). Y los pequeños comercio son barridos por la imposibilidad de luchar en esa liga de a todas horas.

Deberían poner una pegatina en los productos que compramos: Esta empresa tuvo unos beneficios de X millnoes de Euros en 2013. A pesar de ello cambió las condiciones laborales de su plantilla, haciéndoles trabajar más horas, por menos dinero y además con fines de semana y festivos.

¿Por qué quieren abrir los domingos? Para que necesitemos comprar todos los días, para no tener descanso, para que no sepamos disfrutar de la vida si no es gastando. Hay gente que los sábados y los domingos van a un centro comercial, aunque no tengan para gastar, por dar una vuelta, porque se está fresquito, para dejar a los críos por ahí. GILIPOLLAS. No soy nadie para decir como la gente tiene que invertir el tiempo de su ocio, pero hay palabras como parque, playa, monte, río, paseo, que vienen bastante bien para dejar de ser un borrego.

Si abres un bar ya sabes a lo que te enfrentas, porque tu ganas con el ocio de los demás. Pero hemos llegado a un punto en que si hay un puente, el sábado por la mañana y probablemente por la tarde te abran hasta el super. ¿De verdad no podemos estar 3 días sin comprar comida? ¿Es el fin del mundo? Conozco a gente que abren la tienda los sábados por la mañana, si hay un puente de viernes, sábado y domingo. Bien, tu amable comprador que necesitas esa cosa tan importante tan importante para echar a los macarrones, haces que la persona que trabaje el sábado por la mañana no pueda ir por ejemplo de vacaciones 4 días por esas 4 horas.

¿Cómo se soluciona esto? No comprando los domingos ni festivos. Si hasta la tienda de comida de mi barrio abre ya todos los días a todas horas, y no hablo de un chino, hablo de un Coviran. ¿Y la vida familiar de estas personas? Muy fácil, no tienen.

Si nadie compraría los domingos, no abrirían los domingos. Ni siquiera hace falta prohibir, hay que tener respeto como ciudadano. Como esa señora que entra justo a la hora de cerrar, que son 5 minutitos que se me olvido no se qué. Pues no.

Podemos luchar contra las grandes empresas con pequeños gestos, que a la postres son grandes gestos si los hacemos todos. Pero si nos creemos con derecho de poder comprar a todas horas a costa del tiempo de descanso de esos dependientes…

Los domingos deberían ser día de relax para la gente, un sólo día para no tener que estar comprando a todas horas, para disfrutar de la vida.  ¿Saben en que se diferencian los centros de Roma, de París, y de Madrid? En nada. Todos tienen  una calle principal con cientos de personas comprando en exactamente las mismas tiendas abiertas a todas horas. Y por ese camino vamos.

Un comentario sobre “No compres en domingo, nunca.”

  1. Te doy la razón porque encima mucha gente de la que trabaja ahora domingos en grandes superficies no es que sean estudiantes de toda la vida que se sacan un dinero el fin de semana… si no que son los mismos que están trabajando durante la semana…

    Ahora bien, a raiz de tu frase de “Si abres un bar ya sabes a lo que te enfrentas, porque tu ganas con el ocio de los demás”. ¿No es acaso una gran superficie como el Corte Inglés un lugar de ocio? La gente va a la Gran Vía de la ciudad a gastar por ocio… Comprar ropa ya no es una necesidad, no es como hacer la compra mensual de llenar el carro del Carrefour… comprar en El Corte Ingles, Zara, etc es puro ocio el 99,99% de las veces, y más un domingo. Sales, te paseas, te gastas dinero en algo que te gusta y que no te hace falta pero te lo llevas…

    Es decir, que habrá que pensarse si, al igual que el bar, ciertas tiendas son también de ocio para la gente y a la gente ya no le gusta irse el domingo a hacer senderismo si no quedarse en la ciudad paseando, tomando un helado e ir de tiendas a gastar 20-30 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *