Microrrelato (I)

Tras muchos años de dura investigación encerrado en su laboratorio, Frank descubrio el arma definitiva, la más mortifera, destructiva y fatal que se había inventado hasta ese momento, y que jamás se inventaría. Una pequeña sonrisa escapó de su boca. A la humanidad no le quedaba más remedio que convivir en paz, para siempre.

2 comentarios sobre “Microrrelato (I)”

  1. Este relato me ha gustao; y es que la ciencia ficción me pirra.

    Después de semanas de inactividad parece que te ha llegao la inspiración; a ver si tengo un rato y me leo todo lo que has publicado.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *