Mi blog es mío

Ahora que empezaba a cogerle el gustillo a esto de escribir sin que me afectará ningún factor externo como la fama, el dinero o las mujeres de gigantes senos y mirada lasciva.

Decir las cosas simplemente por decirlas. O provocar por provocar. Porque me apetece, o porque me aburro mucho. O porque a veces te tienes que cagar en la puta madre de alguien para dormir bien por la noche. O solo por el placer de ver entrar a alguien deseando mi muerte y la de toda mi familia. O solo por tocar los huevos.

No se cuantas visitas tiene esto al día, ni al mes, ni al año. Ni, yo, ni nadie. Pocas seguro. Pero no sé el número, porque no hay contadores. No sé cuales son los post más leídos, de donde entra le gente, por donde salen, cuanto se quedan, o cuando se van. Tampoco sé la gente que me sigue por reader. Esta claro que cuando me menean un árticulo, y se que ese día tengo unos pocos miles de visitas, pues sufro pequeñas erecciones. Eso de que te leán y a la gente le guste, pues me pone cachondo, que le voy a hacer. Pero sin preocuparme de como ni de cuando, ni de por que. De no poner lo que puedan querer leer, lo que pueda hacerme ganar más o menos visitas, si no lo que pienso. ¡Qué difícil!.

Y a que vienen todo esto. Pues a que cuando uno ha conseguido escribir solo por escribir va, y te mandan un mail ofreciendote 140 euros por un enlace con un pequeño texto.

Que siempre he dicho que no quiero poner publicidad, porque blablablabla quien me suele leer ya sabe lo que pienso. Claro, que tampoco soy tonto. No quiero poner publicidad para sacarme unas migajas y encima ensuicar el blog. Tampoco quiero poner publicidad por si llego a pensar que escribo para sacarme cuatro sucias pesetas, porque basicamente, mucho de lo que escribo perdería el sentido. Claro, que la coherencia no es lo mío. Pero tontos quedan los menos, y si me podría sacar algo de dinero poniendo publicidad, algún día, pues no digo que no. Pero por ahora, quiero vivir en mi feliz país de escribo porque quiero y el dinero me la pela.
Total, nunca va a llegar el día de plantearme… ¿podría sacar algo de dinero escupiendo palabras?

Pero, no sé para la gente que son 140 euros. Para mi es bastante pasta.

Y justo cuando desvías tu mirada a la derecha para ver el precioso link, te diré que no, tranquilo, que todavía molo.

Para cuatro gilipollezes/barbaridades que escribo, no merece la pena. Además, así yo me siento mejor, mi blog sigue siendo integro (osea, que me mola un huevo), y no tengo que pensar de donde habrá salido ese dinero o la gente que se pueda enganchar al maldito casino por darle al puto link, y con ello, sentirme peor. Si, con 140 euros, pero en definitiva, peor.

Creo que es más la satisfacción de tener algo mío, propio, currado por mi, donde solo hay cosas mías, que yo quiero, sin que nadie haga nada, que lo que pudiera hacer con ese dinero.

Que no he invenado nada, hay blogs buenisimos, con un tráfico increible, sin publicidad, y otros muy buenos tambien petados de publicidad hasta los ojos. No estoy a favor ni en contra, solo es mi blog.

P.D.: Si, este post es para decir que no he aceptado 140 euros y que me pongo cachondo a mi mismo demostrandome ciertas cosas. Que igual mañana pienso otra cosa. Que igual crees que he hecho bien, o igual crees que soy gilipollas. O igual piensas que lo he hecho para hacerme el guay. O igual mañana amanezco con publicidad y vienes a decirme que me he vendido.  Pues me la suda. Así, más o menos, soy feliz.

10 comentarios sobre “Mi blog es mío”

  1. El título correcto de esta entrada es ‘Mi blog es mío (y me lo follo cuando quiero)’ xD

    A mí aceptar publicidad no me parece rebajarme… imagínate que en lugar de 140€ son 1400€ pues supongo que en ese caso sí que lo aceptarías.

    La publicidad (que no molesta) es una buena forma de mantener el blog sin que le cueste pasta a la gente que lo lleva. Básicamente: haz lo que te salga de ahí.

  2. Jajaja, me partía el culo con cada párrafo, que bueno.

    Yo… mmm, yo creo que lo habría aceptado, más que nada para vangloriarme de que mi blog es tan guay que la gente me pide publicidad, en vez de pedirla yo, pero a lo mejor me habría acabado hartando.

    Eso no significa que valore tu opción, la valoro precisamente porque yo creo que no sería capaz de hacerlo. De todas formas, en mi blog, al menos en el que enlazo aqui, jamas querría anunciarse nadie, ya que vierto algunas ideas bastante duras, y no creo que muchas empresas quieran relacionarse publicamente con esas ideas, estén de acuerdo o no.

    Una pregunta, ¿eran 140€ al mes o 140€ por dejarlo un año puesto…. eso como va?. Porque si eran 140 al mes entonces sí, eres tonto jejeje

    1. Eran 140 euros por 6 meses. Si hubiese sido de otra cosa que no tuviera relación con los juegos de azar, quizas hubiera aceptado, no lo sé.

      Y si, si son 140 euros al mes, y no los cojo, soy tonto si xd

  3. Qué guay 🙂 lo mismo la próxima vez es de, yo que sé, 150 euros ¡o más!
    Bueno, la verdad es porque no compensaba, pero si algún día pones publicidad por lo menos a mí no me chocará ni dejaré de leer el blog ni nada por el estilo.
    Enhorabuena, supongo que esto es algo ya, ¿no?

  4. Menos mal que no has aceptado, pero mira que las dao vueltas, seguro que has pensado lo que hacer con los 140 eurelios, hacer un algo, total solo era un link de texto, jajajajaja!
    El caso es que has evitado que esa basura de casinos que invaden el internet llegue a este blog, aunque lo hayas comentado, pero yo me pregunto que habrían hecho los que te leen, tanto ellos en su hipotético blog, como viendo el link en el tuyo?

  5. si fueran 1400 en lugar de 140 seguramente lo habrias aceptado y en mi humilde opinion te habrias vendido (puesto q stas en contra de ello) y es lo k suele pasar q todo el mundo tiene principios hasta q se los compran con dinero . Asi que en cierta forma,me alegro de q no hayan sido 1400,sino 140 , y q no los hayas aceptado para poder seguir disfrutando de tu blog “sanamente” (sabiendo k kien escribe ..es coherente con sus palabras y sus actos)

    FELICIDADES X EL BLOG!!

    1. Gracias 😉

      De todas formas tampoco pienso eso de que todos tenemos un precio.

      Por ejemplo, un escritor lo hace por dinero y al a vez por amor a la palabra, lo veo compatible aunque siempre salen mejor las cosas cuando se apartan del dinero. Por ello, y por ahora, seguire así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *