Domingo de resurrección #19J

Poco creo que queda más que añadir a todo lo que se ha dicho durante todo es te mes. Ya está bien de que se rían de nosotros a la puta cara, de que nos mientan, nos manipulen, nos roben, y hasta nos den hostias sus perros guardianes. Da igual que seas joven, viejo, parado, hipotecado, pijo, rastas o cualquier otro ser despreciable de la sociedad. Ellos te insultan sin diferenciar. Incluso te podemos perdonar si has votado al PP o al PSOE, todos tenemos fallos.

Mañana es el día para seguir luchando, para demostrarles que no son cuatro gatos esos “indignados”, que somos todos, y que queremos cambiar las cosas. Mañana es el día para callarle la boca tanto a medios como a políticos y para que la gente vea que todo lo que han dicho este mes no eran más que palabras para confundirnos que reflejaban su miedo.

Mañana no se va a discutir sobre la legitimidad, sobre la representatividad o sobre la ropa que lleva la gente. Mañana se va a hablar de cambiar las cosas, y de limpiar esta democracia podrida que nos pregonan. Cuanto antes lo hagamos, mejor, y cuanto antes se den cuenta de que ya no les queremos, y se vayan, mejor todavía. Que gobiernen para el pueblo, no para sus intereses y el de esa figura tan difuminada “los mercados”, y si no, a la puta calle.

Mañana el que no salga a la calle, por mi parte, no tiene perdón. Oportunidades como estas, pocas, y cuantos más seamos mejor. Así que coge a tus amigos, a tus padres, monta a la abuela la silla de ruedas y sal mañana  a la calle, por favor. Razones no te pueden faltar, aunque tengas trabajo, casa y coche, no seas egoísta. Y si lo eres, piensa que mañana te puede tocar a ti.

Porque ya les vale…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *