Mamá, te quiero, y por eso no te regalo nada

Es así, hoy es el día de la madre, y tenemos que ir al jodido corte inglés a regalarles algo. ¿Por que es el día de la madre? Porque sí, nadie lo sabe. ¿Por qué tenemos que regalarles algo? Porque sí, porque son nuestras madres, nos han dado la vida, nos han criado, nos han querido, y buena cuenta nos ha dado de todo ello el jodido corte inglés.

Si me diesen 10 céntimos por cada vez que he oído esta última semana, compra X chorrada, el mejor regalo para el día de la madre… El mejor regalo para el día de la madre es cualquier cosa que puedas comprar con dinero. Desde un libro, hasta un ordenador, pasando por una lavadora, un vestido, da igual. Compra y demuestra a tu madre que la quieres, porque si no le compras nada eres un mal hijo, o eso te dice el jodido corte inglés . Le tienes que regalar algo porque la televisión le ha hecho esperar que vas a regalarle algo.

El día de la madre, el del padre, San Valentín, Navidad, cumpleaños y fiestas de guardar. A saber dentro de cien años que otra cosa nueva se habrán inventado. No tienes que regalar porque te apetezca regalar, tienes que regalar porque es lo que se espera de tí, de un buen ciudadano, de un buen hijo, de un buen padre o de un buen marido. Aunque no sepas que regalar, aunque no necesiten nada, aunque no tengas pastea. Un detalle es un detalle. Tienes que reservar mesa en un buen restaurante y ponerte tus mejores galas. ¿Por qué? Que más dará, te lo está diciendo el jodido corte inglés, no preguntes, ve y compra. Corre. Compra.

Pues yo no te voy a regalar nada este año, como no te regalé nada el año pasado. Igual cojo el 23 de octubre, porque me apetece a mí, y no porque me lo diga el jodido corte inglés, y te regalo algo, vete a saber. Pero hoy no te esperes nada, porque me jode que nadie me diga que cuando y como tengo que regalar para hacer feliz a una madre, a una novia, y a mi primo el del pueblo. Que sabrán ellos.

Para, deja de ir con la cabeza por delante, para coño, para y piensa porque lo haces, si lo quieres hacer o lo haces por dejarte llevar por la corriente, como haces todo en esta vida. No es solo un regalo que no haces, es un, hostias, ya no hago lo que me dice el jodido corte inglés. Explícaselo a tu madre, quizás hoy se lleve una desilusión, porque esperaba ese regalo de mierda obligado, pero el 23 de octubre se lleve una sorpresa de la hostia. De verdad, no es solo un regalo, es algo más.

P.D.: Otra opción se que te hayas olvidado de comprarle el regalo (como yo) y te montes el discursito antisistema para quedar bien. O menos mal.

Un comentario sobre “Mamá, te quiero, y por eso no te regalo nada”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *