Los mató la fama

Cuantas canciones se han quedado sin escuchar, cuantos libros sin leer y cuantos cuadros sin poder ser observados por las locuras, los excesos, y las salidas de camino de los genios.

En este articulo intentaré exponer las vidas y muertes de algunos artistas que se fueron antes de lo que hubiésemos deseado. Por una u otras razones, acabaron antes de tiempo, algunos, incluso antes de poder empezar siquiera a triunfar.

Concretamente hablaré del mundo de la música.

 

Bradley Nowell (1968 – 1996) 28 años

Fue cantante y guitarra de la ya mítica banda Sublime. Para mi el mejor grupo de reggae-ska de la historia, aunque también combinaban muchos otros estilos como el punk y el dub. En definitiva, música de muy buen rollo, playera, animada, divertida, directamente servida desde Long Beach, California.

Brad cumple varios de los puntos que muchos artistas parecen seguir uno a uno, como si siguiesen un guión. Hijo de madre músico y padre artista, nació con déficit de atención con hiperactividad. Con diez años sus padres se spararón, con lo cual fue a vivir con su madre durante cuatro años, y después con su padre.

Otra de sus características (compartida con la mayoría de los grandes compositores y músicos) es que con solo oír una canción podía reproducirla con la guitarra. Pronto empezó a fumar marihuana. Empezó la universidad pero la dejo tras solo seis meses para dedicarse a la música.

En 1992 salió su primer disco con sublime, 40 Oz. to Freedom. Poco después, empezó a consumir heroína, seguramente porque ninguna multinacional aceptaba su siguiente disco, Robbin’ the Hood.

Intentó dejarlo varias veces, obviamente sin éxito.

Algo después, la heroína lo mató, una sobredosis. Murió meses antes de sacar su último disco de estudio, el cual si iba a titular, Killin’ It. Mal nombre. Fue sustituido por el nombre de Sublime. El disco, fue un éxito de ventas y catapulto a la banda directamente al mainstream.


La fotografía muestra la espalda de Nowell, caratula del disco sublime.

El perro que sale en la foto, y que también acompañan al grupo en algún videoclip y caratula de disco, es el dálmata de Brad, llamado “Lou Dog”. También salía a escena con ellos.

Un disco, Sublime. Una canción, Santeria o What I wrong.

 

 

Elliot Smith (1969 – 2003) 34 años

Desgarrada. Su voz. Y desagarrado se te queda el corazón cuando lo escuchas. Para mi el cantautor más emotivo (vale, o uno de los más) de los 90. Algo tiene, que tiene algo, pero esa mezcla de folk, indie, pop te cautiva.

Como no, hijo de padres separados, se fue a vivir con su madre, y no debió pasar lo que se dice una feliz infancia, sobre todo por la ingrata compañía de su padrastro. Más tarde se trasladó con su padre (parece que tengas que pasar una infancia jodida para poder ser música de mayor…). Mente atormentada desde su infancia, se refleja en muchas de sus letras. Parte de su familia eran músicos, y por ello pronto empezó a tocar la guitarra y componer. Casi tan pronto como empezó con las drogas y el alcohol. Varios discos, fama, heroína, una pelea con la policía que acabó con Elliot en el calabozo un día (le confundieron con un mendigo en uno de sus conciertos…) algunos intentos de rehabilitación, comportamientos raros, y al final, tragedia.

Elliot discutió con su novia, se encerró en el baño, y cuando ella abrió la puerta, Elliot tenía clavado en el pecho un cuchillo. Su novia lo sacó, y Elliot murió poco después. En principio se pensó que fue un suicidio, ya que se encontró una nota de suicidio en un post-it que rezaba: “I’m so sorry—love, Elliott. God forgive me”. La autopsia no confirmó el suicidio, pero tampoco lo desmintió. Ahí quedo todo.

Seis magnifico discos, y uno publicado después de su muerte, son su legado. Para mi el mejor, Either Or, y una canción, Between de Bars.

 

 

Kurt Cobain (1967 – 1994) 27 años

No voy a decir mucho de Cobain, ya se ha escrito y dicho demasiado de él. Lo típico, padres divorciados, una guitarra que cayó en sus manos de pequeño, algún problema con la policía…

Su genio y seattle fue el caldo de cultivo para el Grunge junto con Pearl Jam, Soungarden, Alice in Chains etc.

De su muerte no hablaré mucho. Se supone que se pegó un tiro con una escopeta cuando iba de heroína hasta las cejas. También se supone que encontraron una nota de suicidio, y también se supone que iba tan colocado que ni en mil vidas hubiese podido pegarse un tiro. Por no contar, la también supuesta manipulación de su novia (Courtny Love), y la extraña relación que tenían. Pero la mayoría de las cosas son habladurías para aumentar la leyenda y vender pegatinas. Muchos fans defienden que tenía depresiones, bronquitis crónica, y un fuerte dolor en el estomago que le impedía vivir normalmente. Ninguna de ellas excusas para drogarse ni pegarse un tiro.

Odiaba la fama, no podía con ella. Le sobrepasaba.

Hay mil y un documentales con mil y una especulaciones sobre su vida y su muerte. En uno de ellos aseguran que hay una carta que le mandó su madre, rogándole que no se uniera al club de los 27 al que pertenecían tres astros anteriores a él que murieron con 27 años, Jamis Joplin, Jimi Hendrix y Jim Morrison.

Tes discos con nirvana, Bleach, Nevermind e In Utero. Para mí, el mejor el bleach, ya que fue el primero que escuche, muy sucio y directo. Seguramente el mejor sea el Nevermind, para gustos colores. Una canción, Rape Me.

También muy recomendable el MTV unplugged in New York. Un disco en directo y acústico para la MTV en el que repasan algunos temas suyos, con dos versiones maravillosas. Where did you sleep last night, una versión de una canción Folk del siglo XIX, y The man who sold the world, versión de la canción de David Bowie.

 

 

Dimebag Darrell (1966 – 2004) 38 años

Normalmente no iría en una lista como está, pero ya que es uno de los mejores guitarristas de la historia del metal, y junto con su hermano y Phil Anselmo fue uno de los artífices de Pantera, se merece un hueco. Esto y que además, sus más y sus menos con Phil Anselmo (voz de Pantera) se hicieron famosos por la época, sin contar con su esperpéntico asesinato.

En esta historia no hay drogas, ni separaciones, ni nada por el estilo. Solo tíos grandes con barba y greñas haciendo ruido. Y algún disparo.

Tras las discusiones y separación de Pantera, Dimebag formo Damageplan con su hermano. En un concierto en 2004, apenas comenzado el concierto, un ex-militar pirado y seguramente esquizofrénico, tras varios intentos de colarse en el concierto, subió al escenario y mató a Dimegab a quemarropa. Mató a tres personas más, un fan, un empleado del local y el guardia de seguridad de Damageplan. Pasaron casi dos minutos y casi 20 disparos cuando llego un policía, que disparó al asesino mientras forcejeaba con un rehen.

Hay imágenes del asesinato en youtube, no se ve mucho, pero no las pondré ya que no aportan nada, excepto morbo.

Y de está manera tan estúpida, se acabo con uno de los mejores guitarras de metal de todos los tiempos, y se empezó con su leyenda. Justamente cuarenta años después del asesinato de Jhon Lennon, el 8 de diciembre del 80.

Pantera tienen varios discos, muy bueno el Cowboys from hell, pero para mí el mejor es el Vulgar Display of power, un discazo de principio a fin lleno de trayazos. Y una canción, sin duda Walk.

Y como me ha quedado muy largo, aunque todavía quedan muchos nombres por poner, haré un parón aquí, e igual si me pilla bien, sigo con la segunda parte algún día.

4 comentarios sobre “Los mató la fama”

  1. No te olvides de las “3 jotas”

    Jim Morrison, Jimi Hendrix y Janis Joplin.

    Si hubiera vida después de la muerte se la pasarían discutiendo quien se metió mas mierda.

  2. I have to thank you for the efforts you’ve put in writing this blog.
    I’m hoping to see the same high-grade content from you in the future as well.
    In truth, your creative writing abilities has encouraged me
    to get my own, personal website now 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *