Los inicios de la web 2.0

 

Un tonto (llamémosle tonto-tonto) va por la calle. Se encuentra a otro tonto (este es tonto-listo). El tonto-listo le explica lo que es Internet, y en medio de tan ajetreada conversación menciona la palabra, dinero, y al tonto-tonto se le enciende la bombilla y se le desprenden las retinas de tanto pensar.

El tonto va  a casa (el tonto-listo desaparece ya de la historia) y se pone manos a la obra. Se prepara para el trabajo, mientras se ve nadando en mares de fluidos vaginales con icebergs de rico y penetrable dinero, y piensa un nombre cool, pero tope cool, único y transgresor (a ver si nos creemos que los nombres de los chiringuitos 2.0 son al azar…), moderno y aerodinámico, y da con él.

Ya tiene todo.

– ¿A que me dijiste que se va a dedicar tu empresa?

– Esta industria va a tal velocidad que es difícil de decir.

Mejor dicho, casi todo. Solo falta definirse a si mismo, y a la empresa. Antes bastaba con un director ejecutivo, coordinador de ventas, o vicepresidente. Ahora es todo mucho mejor. Puedes ponerte el nombre que quieras, hay cientos para elegir, da igual que no tengas ni puta idea de lo que haces o lo que significa, da igual que tengas menos estudios que el afilador de mi pueblo, y sobre todo, da igual lo que hayas hecho antes en ese campo.

El preferido es emprendedor. Aunque emprendedor 2.0, o emprendedor orientado a la red siempre queda bien. Si eso le parece poco, siempre puede elegir los anglicismos, que quedan mejor en el currículum, y además, como no hay nada que estudiar ni titulo que demuestre nada, pues más facil. CEO siempre queda bonito, también gusta mucho lo de SEO, aunque networking assitant no está mal, o networking acompañado por cualquier palabra, como newtorking coordinator,  o simplemente networker freelance. Otros optan por community manager, o social media manager, o yo que cojones se si al final hacen todos la mismo. Y los que más cara tienen ya son web 2.0 expert. Qué es lo mismo que nada.

Antes la fama se media por el número de menores ebrias que habías desvirgado, ahora tu rango se mide en el número de followers y de suscritos al feed. La verdad, no me estrañaría ver en un currículum algo del estilo de: 1239 seguidores en twitter, 20000 suscritos al feed, y 23000 canciones escuchadas en lastfm.

También se adorna con empresas anteriores en las que han trabajado o contactos que tienen, que no son más que otros farsantes del mismo palo que ellos venidos a menos, y otras empresas el mismo ramo, venidas a nada. Son muy valorados, pero siempre andan haciendo la misma mierda y mendigando dinero con adsense. Saben todos los trucos para ganar dinero, los mejores sitios 2.0 para invertir, el pixel exacto donde poner el anuncio para que clicken todos los incautos, o los últimos métodos de negocio en internet, pero solo lo explican y ganan dinero con anuncios y charletas, nunca con lo que en realidad dicen saber hacer.

Y al final, de conferencia en conferencia dando su punto de vista y alabando las exquisiteces de la 2.0 y la nueva era virtual, contando sus peripecias en su continuo camino hacia la cima. Que si esto es así porque lo digo yo, y que si esto es asa porque lo dice mi amigo, y punto, y final, y tu te callas la boca. Y si no te gusta, eres el típico español de mierda que tienes envidia de los que triunfan y te jode ver a la gente hacer dinero. Y me pico y no respiro, mami que me dice que soy malo.

El problema (y lo bueno) es que solo están ahí porque llegaron los primeros (que son tontos-tontos, pero rápidos) y el tiempo, espero, pondrá a cada uno en su lugar.

No me fío de esta gente, esos que dicen “el día después de ayer” en vez de hoy. No.

Por favor, vean el vídeo. Son cortes de un capitulo de los Simpsons de 1998, premonitorio cuanto menos. Un saludo

5 comentarios sobre “Los inicios de la web 2.0”

  1. Plas, plas, plas… lo mejor (puede que no sea lo mejor, no te engaño, no me he leido todos tus posts) que has escrito. Yo te hago otra premonición, dentro de un tiempo, todos los que pensamos como tú, nos levantaremos sobre esta opresión, las cosas como dices, se pondrán en su sitio con el tiempo, y estaremos por encima, convirtiendonos en los:….

    “nuevos gurús”

    Ains, el poder corrompe a todo el mundo…

  2. jajajajaja no veas la cantidad de meapilas que se me han venido a la cabeza – los hay que tienen incluso blogs con muchos, muchos seguidores, dan charlas dospuntoceristas y aconsejan sobre economía sin tener ni puta idea, cuidado-.

    Felicidades por la entrada, se puede decir más alto, pero dudo mucho que más claro.

    Ôo-~

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *