Llegáis tarde

Los primeros que llegaron tarde, muy tarde, fueron los de la música. Las discográficas y los grandes grupos tenían una posición muy privilegiada, un negocio monopolizado y muy bien montado donde solo ganaba dinero quien ellos querían y cuando ellos querían. El mercado de la música era un circuito cerrado donde mandaban las grandes radios y los grande sellos, y lo demás venía dado, payolas, publicidad y control absoluto del mercado mediante. Llegaron tarde porque al principio no lo vieron, porque después no lo quisieron ver, y cuando se quisieron dar cuenta, los dos coletazos que dieron ya no les sirvieron para nada.

Los del cine pensaron que a ellos no les afectaba, que cobrarte siete euros por ver una película en una sala-zulo era el negocio del siglo, que al cine se iba porque sí, y que no era lo mismo que la música, que eso se escucha en cualquier lado. Estos no es que llegaron tarde, a estos se los comieron. Siguieron el mismo patrón que los de la música, obviando el problema primero, para criminalizar después al malvado pirata. Parece que quieren despertar, pero la oferta, al menos en nuestro país es nula. Así que mientras la única opción de ver un estreno sea ir al cine por un dineral, o comprar los dvd’s a vente euracos, van a seguir estando jodidos. Porque es hasta díficil alquilar las películas, ya que los de los videoclubs no es que llegaron tarde, es que simplemente desaparecieron, aunque ellos no tenían la culpa. Así que sin alternativas, y con la comodidad de verlo en tu casa en buena calidad, en pocos minutos o en streaming, y con tus subtítulos y todo, o se espabilan, o mueren. Estos ni han llegado todavía. Con las series igual.

Los de las televisiones tienen un problema parecido. Si lo tengo en Internet, y gratis, no voy a comerme tres horas de anuncios basura cuando lo puedo ver en Internet. Pero no se han dado cuenta, y en vez de dar su señal en abierto por Internet, han criminalizado a quienes lo han hecho. ¿Qué problema tienen en emitir por internet? En definitiva es lo mismo. Pero no, siguen llegando tarde, y han conseguido que mucha gente ya no vea la tele, porque te exige unos horarios, es menos versátil, y te han insultado durante años con anuncios abusivos. Sin contar que la calidad, si ves series o cine, es peor. Después que no lloren.

Las radios, en mi opinión, han sido las únicas que han sabido adaptarse, quizás por la facilidad de transmitir y almacenar los programas, incluso en directo. Pero al principio empezaron muy mal. La gente grababa los programas de radio y los subía a su blog. Estoy hablando de hace muchos años. Un friki ahí en su casa, grabando el audio en analógico con una radio, recortando la publicidad, y subiéndolo a la web. Hicieron como si no veían. Pero espabilaron, lo hicieron bien, y ahora, además de emitir en directo por internet, suben las propias radios sus programas, con buen sonido, y sin depender de si el tío que graba el programa ese día no pudo. Conclusión, mucha gente ya escucha la radio por internet o directamente se baja los podcast. Han ampliado su negocio, no han perdido nada, facilitan las cosas a los clientes… Bien.

Y claro, los de las editoriales que se reían, ja ja, los libros no se pueden copiar y además no se puede leer en un ordenador. Pues toma dos tazas. Llegaron los e-readers, pero no es que han llegado ahora. Es que el primer Kindle salió en 2007. Han pasado cuatro años. Hasta hace uno que salió la infame Libranda, casi no se podían comprar libros en Español. Bueno, y ahora tampoco. La oferta no es que sea deslumbrante, además de carísima. Yo hice mis cuentas, si un libro de lanzamiento te vale 20 euros, y 8 de bolsillo, más menos, quitamos gastos de impresión, de papel, de transporte y lo que tiene que ganar el librero, pues, ¿la mitad?. Bueno, yo que sé, ¿un poco menos?. Vale, tímame y cobrame lo mismo, ganando diecisieteveces más. Pues no, muchos libros valen más caros en versión digital que en formato físico, solo tienes que dar una vuelta por cualquier librería on-line para comprobarlo. Es algo que ni yo, ni nadie entiende, y ellos ni se lo creen. Sin sentido.

Y después llorarán, y nos llamarán piratas, y que la cultura se muere, y que… Por lo menos que no digan que no lo vieron venir, porque ejemplos ya han tenido. Conclusión, el usuario ha ido muy por delante, siempre.

Aquí el único problema es que no se saben adaptar a los tiempos que corren, que sobran intermediarios, y que los grandes grupos editoriales (también las discográficas) se han acostumbrado a ganar mucho dinero a costa de explotar y subyugar a los autores, los que de verdad crean cultura. Por mi, que desaparezcan todos.

 

_____________________________

 

Hoy vamos con Folk-Punk, Against me!. Y que es el Folk-Punk, pues no lo saben ni ellos. Este grupo no se parece en nada al folk-punk celta, que igual es el más conocido, con clásicos como The pogues, o actuales como Flogging Molly. Pero hay que poner etiquetas a todo, y esta es la que mejor les va.

El grupo en sí es un proyecto de su lider, Tom Gable, que con 17 años empezó a cantar con su guitarra, y a los 21 sacó su primer EP, Crime As Forgiven. Lo que comúnmente se denomina un pepino. Y con eso empezó todo.

Para mí esta banda tiene tres discos, aunque oficialmente en su web ponga que tienen cinco. ¿Por qué? Pues porque como todos grupos que sigues desde el principio, cuando cambia su estilo, se hace mainstream, y vende discos a dolor, un fan tiene que decir que se han vendido, y que los primeros discos, cuando solo tú y tres tirados más los escuchabais, molaban mucho más. Y por qué digo esto, pues porque, Reinventing Axl Rose (2002), as the Eternal Cowboy (2003) y Search fo a Former Clarity (2005) son discazos originales, los dos últimos son buenos discos, pero es un Rock-Punk normalito festivalero, como el de cualquier banda del Billboard.

¿No me creen? Compruébenlo.

Mis canciones preferidas: Baby, I’m an Anarchist!, Reinventing Axl Rose, Walking is Still Honest, Sink Florida Sink, Pink of Guines make you strong, Those Anarcho Punks Are Mysterious. Están por orden en esta lista

Discos, los tres primeros como os dije, no escuchéis los dos últimos si queréis llevaros una decepción. Se me olvidó, cuidado que son anarquistas y muerden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *