¡Las becas Santander son un timo!

Seguro que habéis visto los anuncios de las becas del banco Santander. No sé qué de la generación más preparada de la historia con gente correteando por ahí y siendo tan guays que dan hasta un poquito de asco. No se diferencia de un anuncio de cerveza cualquiera, solo que aquí en vez de estar de fiesta te están explotando por míseros 548 euros al mes. Una nimia diferencia.

Estas becas son un timo de principio a fin. Lo primero, porque son de las más bajas que hay. Mi teoría dice que el señor Botín (ahora recuerdo una pintada en un banco poco después de la muerte del ilustre que rezaba: Jódete Botín, los ricos también se mueren) quería empezar jodiéndonos desde el primer curro. ¿Por pura maldad? No que va, todo bien pensado. Si el primer curro recién fresquito coges una mierda de semejante calibre, 548 euros jornada completa, tus 8 horitas al día (suerte si son 8), sin vacaciones, sin paro y sin nada de nada. Cuando te paguen 1000 euros al mes te va a parecer LA POLLA.

¿Qué ocurre cuando has empezado así? Pues que después de eso ya tragas con todo, vas marcado.

¿Y que es lo que pasa en España? Pues que el empresaurio está siempre ojo avizor, agazapado, y a la mínima, zas, salta a la yugular de la presa.Y claro, por el precio de gratis al mes, que paga el Santander, tiene un universitario más o menos bien educado, con más o menos conocimientos y oye, algo habrá que hacer, y sino, que ponga cafés o que me abanique.

Por experiencia propia y por la de amigos que han hecho bastantes entrevistas y han (hemos) cogido la dichosa beca, no son pocos los empresarios que se apuntan para tener a un chaval que les vaya haciendo cosas. ¿Un ingeniero para hacer el trabajo de uno de fp? Si total es gratis. ¿Uno de ADE para hacerme un par de facturillas y abrirme la puerta? ¿Un químico para limpiar la piscina? Lo que sea.

¿Por qué no tienen sentido estas becas? Pues porque en las pymes hay poca gente, y van como van, y nadie se va a molestar en enseñarte nada, como la mayoría de las becas. Entonces te cogen y te ponen a hacerlo que sea, si lo haces bien, y sino, total es gratis. Y además, y esto lo digo porque me lo han dicho a mí empresarios,  muchos se quejan de que algunos estudiantes no aceptan las becas (porque el trabajo es una mierda, y para no aprender nada, pues está claro no lo haces), porque ya se sabe, es lo que hay, las cosas están como están y el consabido ES QUE ME SALE MUY CARO CONTRATARTE Y TENGO QUE PAGAR MUCHO A LA SEGURIDAD SOCIAL. En negrita la primera persona, que no falte.

El año pasado, al menos en mi universidad, no se dieron todas las becas. Y aquí se reafirma mi teoría de antes. Si le sobró dinero al Señor Botín, podría haberlas aumentado un poco, ya que mucha gente ni si quiera las cogía por la diminuta remuneración. Pues no, el banco Santander presionaba a la universidad para que encontrara (fuera de plazo) a más estudiantes para poder llenar todas las becas, no quedar mal, y poder decir, ouh, dimos todas las becas, putos amos somos.

Claro que somos, como dice en el dichoso anuncio, una generación especial. Una generación de pringados sin cojones. Tenemos ilusión y ganas de hacer cosas y nos las jodéis riéndoos de nosotros. Cabrones.

2 comentarios sobre “¡Las becas Santander son un timo!”

  1. It’s really a great and useful piece of info.
    I am glad that you shared this useful information with us.
    Please stay us informed like this. Thank you for sharing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *