La locura de los centros comerciales

En cualquier capital de provincia Española, hace diez, si me apuras mucho quince  años, había uno, o ningún centro comercial. Excepto en las ciudades muy grandes. Algo que suena lejano, en el pasado, es que la gente, los viernes por la tarde, podía salir de casa, con las llaves del coche en la mesilla de noche, e irse al cine.

Incluso había cines en las ciudades pequeñas. Esos cines sucios de ventanilla con rejas a cuatrocientas pesetas. En esos que podías llevar tu comida de casa mientras llorabas con Titanic.

Pero en quince años, de la mano de la burbuja inmobiliaria, y del atontamiento de la población, se han construido centros comerciales allá donde había una explanada a la entrada de una ciudad. Y claro, todo mejor decía aquel señor con corbata, puedes llevar a los niños al chiquipark mientras tu haces tus compras, pasas por el media-markt, después cenáis en el el mcdonals, y a ver una peli. Donde mejor pasar un frío día de invierno que en el paraíso de toda adolescente con Visa.

Da igual que no compres nada, pero tu vas, y si hace falta te tiras toda la tarde de tienda en tienda en tienda, que para eso las hemos puesto todas juntitas e iguales, no vas a ser tan pobre de quedarte en casa. Y claro, en una ciudad cualquiera de dos cientos mil habitantes, hay tres centros comerciales, unos calcados de otros, con sus mismas tiendas, sus mismos niños dando el coñazo por todos los lados, y sus mismos multicines.

Esos multicines que han hecho cerrar la mayoría de salas de toda la vida, sustituyéndolas por un fin de semana entre tienda y tienda, comida de mierda y taquillazo de hollywood. Olvídate de ir a buscar una película que no sea prefabricada en una multisala, eso sí, puedes ver transformes en diecisiete salas, en siete dimensiones, y a todas horas del día. Si quieres ver una peli un poco así, distinta, no te la vayas a bajar que eres un pirata, pero en el cine tampoco te la echamos, aquí se viene a ver Harry Potter vs vampiros salidos adolescentes la venganza III.

Y con espectaculares descuentos del día del espectador, en el que en vez de cobrarte seis o siete  pavos, te hacemos el favor de robarte solo cinco si te dignas avenir un martes, eso si, en coche.

Y lo peor esa dichosa crisis de mierda y tenemos que cerrar algún multicine, y la culpa es de la mala gestión del ayuntamiento, de la piratería, y de que la gente es una agarrada que no se quiere gastar siete euros en ir al cine. ¿No puede ser que os hayáis pasado?

Por que claro, ¿que era mejor, gastarnos una pasta en poner una tienda en el centro, o hacer quinientas por cuatro duros en un pedregal, y hacerte venir a ti?

¿Qué hacemos esta noche? ¡Ya tenemos planazo!

P.D.: Lo siento, seré una persona tranquila, o no me gustan las aglomeraciones, o odio a los borregos, vete a saber. Solo se que la visión de un centro comercial atestado, con toda la gente comprando, de aquí para allá, los padres que  llevan a los niños cual guardería, etc. etc. etc. Me pone malo. Ni siquiera hablo de las rebajas que me hierve la sangre. Cómo regalo, podéis escuchar esta “bonita” canción. Le va ni que al pelo.

6 comentarios sobre “La locura de los centros comerciales”

  1. Precisamente ayer fui a un centro comercial. Ayer era el día del todo, del espectador, del comedor, del jugador; así, el cine vale 4€, el 100 monitaditos tiene todo a 1€ y la partida de bolos sale por 1,5€; estuvimos haciendo las dos últimas cosas.

    En cualquier caso, a mi tampoco me gustan las grandes aglomeraciones de gente, pero no estoy completamente en contra de los centros comerciales o al menos del concepto del centro comercial como tal; donde en una misma zona se unen locales de restauración, ocio y demás. En mi caso por ejemplo, en mi localidad hay un centro comercial y a pesar de que está en un extremo de la ciudad, no es del todo necesario usar coche.

    De todas formas, debo reconocer una cosa, y es que evito al máximo ir al susodicho centro comercial precisamente por eso, por la cantidad de gente. No me gustan nada las tiendas de ropa de los CC, y la mayor parte de los restaurantes son pésimos; pero si hay gente que consume todo eso no veo mal que lo junten. De esta manera, si una persona tiene que hacer varias de esas cosas juntas lo tiene todo junto; sí, tiene que cojer el coche para ir al CC; pero si quisiera hacer esas mismas actividades sin ir al CC, tendría que cojer el coche para ir de una otra.

    En cuanto a los cines, eso es arena de otro costal. En el caso de mi localidad (el caso que conozco); es cierto que traen sobre todo peliculas comerciales; pero de vez en cuando han traido buenas peliculas e incluso han programado pases en V.O.S.; lo que no hay que olvidar es que un Multicine es una empresa, no un servicio público, y por tanto el objetivo es obtener beneficios. Y está claro que las películas con las que se obtienen beneficios son las comerciales.

    Saludos

  2. Si es que el concepto es el mismo que el de las discotecas; pon música estúpida, copas de garrafón y a precios astronómicos y sacala fuera de la localidad y por ese concepto irá una cantidad de gente impresionante.

    En cambio tienes otros locales con mucha más calidad, con copas más baratas, con mejor música y sin necesidad de cojer el coche peeeeeeeeero, a la gente no suelen atraerles tanto.

    El tema de las discotecas te daría para otro post jejeje

  3. #axil que suerte! 😀

    #pascual El problema que yo veo no es que la gente tenga todo junto para comprar, además de que no creo que haga falta tener todo eso junto para comprar (como mucho para la ropa, y en cualquier centro de ciudad tienes las mismas tiendas), el problema que yo veo es que fomenta es forma de ocio y “nos obliga” a ir para determinadas cosas.

  4. Me sorprende cuánto tienen en común tu experiencia con la mía, respecto a los centros comerciales, y en continentes distintos… curioso… Y ahora, en Navidad, es imposible pasear por ahí, es una tortura! con todos los cierra puertas, o 50% descuento en toda la tienda.. un mar de gente, colas para entrar, para utilizar los cambiadores, para pagar, para salir.. un caos!

  5. No pensaba comentar nada, pero….si. Te estas equivocando, la idea de centro comercial esta bien, juntar todo en el mismo sitio es cómodo como decia Pascual, el problema que yo veo, y es mas en el que te centras , es la puta gente, con perdón, lo que a ti no te gusta es el producto que se consume, y es el cine basura, la ropa basura, la comida basura etc…., si en el multicine del c.c proyectaran peliculas en v.o, se hiciesen actividades en grupo, hubiese una biblioteca….. y demas, estariamos en la era “yupi” en el pais de la “piruleta” cojones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *