Cuando los experimentos cobran vida propia. “El experimento” y “La ola”

Hace tiempo que quería hablar de esto, pero no encontraba el momento de escribirlo. Es curioso, cuando ves el título de una película, lees un poco el argumento, y sabes que te va a gustar. Y no solo eso, de repente te recuerda a otra película, también alemana, que viste hace tiempo casi sin querer y por casualidad, y desde ese día la recuerdas como una de las películas más intensas que has visto.

 

Todo empieza, un martes de hace un año más o menos, con un insomnio que no tiene nada que envidiar al de “El maquinista”. A eso de las cuatro de la mañana sales a la cocina a comer algo, pones la tele para mirar lo que hay (no se que esperaba ver un martes a esas horas…), y justo esta empezando una película. Son las cuatro de la mañana, tienes que despertarte a las ocho, sabes que no vas a ver la película, pero te pica la curiosidad. Empieza la película, suena raro, ¿alemán?, y con subtítulos, cuatro de la mañana… Va, parece interesante, me voy, la bajo, y la veo otro día, total, si echan una película a las cuatro de la mañana tiene que ser mala por fuerza. ¿Ya acaba? Pero que poco dura…. son, son las seis…

Y diréis, bueno, que tiene la película de bueno para decidir verla sabiendo que al día siguiente lo vas a pasar mal. Pues no sé, siempre he sentido debilidad por las películas y libros que tratan sobre el comportamiento de la gente en sitios o situaciones poco comunes. Películas que ponen a convivir gente de lo más diversa, bien sea en un experimento, en una habitación para escapar de ella o lo que sea. Lo que viene siendo meter gente en un sitio y a ver lo que pasa. Es decir, me gusta ver las reacciones de la gente ante situaciones desconocidas o impuestas, ver como reacciona, que hacen, las relaciones que se van creando, etc. Y todo esto, si como en este caso, va acompañado de un “basado en hechos reales” (esto hay que aclararlo…) entonces ya soy feliz.

 

 

Pues bien, Das Experiment (2001, Alemania), o “El Experimento”, es una película, en la que escogen a veinte hombres, a diez les dan el papel de guardia, y a los otros diez, les dan el papel de preso, los meten en una cárcel, y a estudiar su comportamiento, dinero fácil… Obviamente, desde un primer momento, se ve que todo va a acabar más mal que bien, y de dinero fácil nada. Con esto no os cuento nada de la película, podéis seguir leyendo, tranquilos.

La película esta basada en el “Experimento de la prisión de Stanford” que se realizo en 1971. Era un experimento psicológico, con el que se quería estudiar la respuesta del ser humano al ser puesto en cautiverio. Ya se pueden imaginar, al segundo día se preparo un motín, y el experimento tuvo que ser cancelado en solo una semana. Claro, cuando a alguien le das poder, y al otro se lo quitas, y los juntas, cada uno asume su rol y se identifica con su papel y con el de su grupo, y las cosas se van de las manos. Os aconsejo que os leáis el artículo de la wikipedia, viene todo muy detallado y resulta bastante interesante.

Volviendo a la película. ¿Saben como valoro yo una película buena? Pues supongo que como todo el mundo que no entendemos de cine, que nos movemos más por el lado subjetivo y pasional que por “lo bien que esta hecho todo”. Una película buena, es, si una película es de risa, que te haga reír, si es de miedo, que te haga sufrir, si es un drama, que active tu empatía y te haga sentir, pero sobre todo, el grado de poder que tiene la película sobre uno. Es decir, lo que se te queda. Tu ves una película mala, y al días siguiente no sabes ni de que va. La última vez que vi el experimento fue hace algo más de un mes, y me acuerdo de cada pestañeo, de cada patada en las costillas, de cada lloro. Cuando una película te despierta por la noche, esa es una película buena. Y por lo menos a mi, esta, me ha dado que pensar durante meses.

Desde el primer minuto te metes en la película, y cuando acaba, coges aire, y te quedas diez minutos sentado. Que termine la película es un autentico alivio. No hay personaje superfluo, no hay gesto o acción que no repercuta en la trama. La historia te lleva desde el principio hasta el final, pasando por sus recovecos de una manera sublime. Dos horas de tensión y agobio, viendo como la mente del ser humano, llevada a un punto, se derrumba y actúa sin control.

Hacía meses que quería hablar de esta película, pero solo lo he echo ahora, tras ver:

 

 

Die Welle (2008, Alemania), o aquí conocida como “La ola”. Otra vez volvemos a un peliculón, basado en unos “hechos reales”, que claro, fueron mucho menos espectaculares que en la película, pero algo hubo. La película se basa en unos hechos que ocurrieron en Palo Alto, California, en 1967, aunque más bien yo diría, que la película no se basa en unos hechos, si no en una idea que surgió allí, ya que la película y la realidad no tienen apenas similitudes directas. En resumidas cuentas, un profesor de secundaria decidió mostrar a sus alumnos como pudo llegar el Partido Nazi a ser lo que fue, y para ello convirtió su clase en una autocracia, con el como Führer.

A caballo entre la película y la realidad, el convertir una clase en un sistema autoritario similar a los de las grandes dictaduras (saludo, uniforme, ideología, etc.) acaba implicando mucho a los miembros de esta clase, haciéndoles sentir muy identificados y exaltando el valor del grupo, la empatía entre los miembros, y el odio o rechazo hacia los que no lo son, hacia los diferentes. En la realidad, el experimento se fue descontrolando, pero parece ser que se pudo parar a tiempo.

La película transcurre en una semana, desde que el profesor (un ex-ocupa y anarquista) empieza sus clases de autocracia, hasta que el experimento se va de las manos y acaba todo, como siempre acaban estas cosas. Al principio la película empieza incluso algo lenta, viendo como se va formando el movimiento, pero pronto la gente de la clase se empieza a implicar, y se desata una euforia colectiva, en la que cada miembro del grupo se siente cada vez más identificado con el mismo. Todo esto va tomando cada vez un ritmo más acelerado, y al final parece que todo ocurre de repente, fluyendo normalmente, sin nada que poder hacer por pararlo. Es tan real y escalofriante, que piensas que puede pasar en cualquier sitio, en cualquier momento, y te preguntas: ¿De verdad es tan fácil sugestionar a las personas?

En general, todo el mundo que la ve, queda muy satisfecho. La principal crítica que tiene la película es que todo ocurre en solo una semana, por lo que parece imposible, que en tan poco tiempo la gente se implique tanto, y de toda su vida por un movimiento. Parece increíble que se pueda manipular tanto al grupo en tan poco tiempo, por lo que queda todo un tanto irreal. Para mi, que los hechos ocurran en tan poco tiempo, si bien es difícil de creer, le confiere a la película un ritmo demoledor, ya que todo ocurre apenas en unas horas, haciendo que nadie se pare a pensar en los errores que están cometiendo y sin dar margen para que la gente pueda reaccionar con sentido común.

Ya me gustaría que tratásemos nuestra historia así en España, sin tantos prejuicios y chorradas. Si el cine español es malo, es porque no sabemos hacer películas así, como estas dos, como Good bye, Lenin!, como La vida de los otros, etc. No sabemos tratas nuestra historia como debe ser tratada.

Las dos películas no tienen nada que ver, pero comparten muchas cosas (prácticamente he utilizado las mismas palabras para explicarlas). Sin ir más lejos, la fuerza de un grupo, y el valor que tiene sentirte identificado con algo o con alguien. Otra cosa que podemos ver, en el primer caso, al llevar a las personas a extremos, y en el segundo, al ser manipulada la mente (que al fin y al cabo para mi es lo mismo), es como las personas nos podemos derrumbar fácilmente y hacer cosas que en situaciones normales no haríamos, es decir, perder el rumbo totalmente.

Dos experimentos, que se van de las manos, y toman su propio rumbo sin contar con sus creadores

Sobra decir que recomiendo ver estas dos películas, de hecho no se que hacéis ahora leyendo esto, si no que deberíais estar viéndolas. Si alguien no sabe como “conseguirlas” puede mandarme un e-mail y le diré como puede bajarlas.

17 comentarios sobre “Cuando los experimentos cobran vida propia. “El experimento” y “La ola””

  1. El experimento la vi hace un par de años después de que me la recomendara un amigo y estoy de acuerdo contigo, es una peli que no te deja indiferente. Demasiado dura y cruel.

  2. Bueno, lo primero que iba a hacer era preguntarte de dónde las podía pillar, ya veo cómo puedo hacerlo XD

    No soy muy asidua a este género, simplemente porque creo que nunca me lo han recomendado!! Y desde que entré en la carrera apenas he visto películas, el poco tiempo libre que tengo lo dedico más a la música que al cine :S Tal como lo cuentas puede gustarme, y voy a sacar un hueco (después de exámenes…) para ver alguna de ellas. Me ha resultado muy curioso…

    Te voy a añadir YA a mi Reader, porque sinceramente me gusta mucho lo que escribes XDD

    (aaay qué peloteo maaadre)

    y no te desanimes si la gente se interesa más por los posts chorras que por los serios, ellos se lo pierden!!! yo a veces tengo épocas en las que me da la impresión de que nadie me lee, pero bueno, yo lo hago con mucho gusto 🙂 (a ver si vuelvo de una vez, llevo 3 meses sin tocar el blog porque le quiero cambiar la plantilla y no saco un rato…)

  3. Hace poco que vi Die Welle, bastante buena, coincido en que si en vez de una semana hubiesen dicho que son dos, sería más creíble. Pasan demasiadas cosas para una sola semana. De todos modos: Wunderbar.

    El experimento no la he visto pero la apunto, aunque si he leído bastante sobre el experimento original y hay muchas obras relacionadas con ello (últimamente, me acuerdo de un capítulo de Life que también lo recrea). Gran serie Life btw, si te gusta el rollo de la psicología.

    Ah, y deja de preocuparte por lo que le gusta a la gente leer y preocupate por lo que te gusta a ti escribir.

  4. Efectivamente, el ritmo tan alto con el que se extiende el efecto la hace menos créible pero más disfrutable, y siempre gusta que películas de corte europeo tengan estás calidad.

    La peli la podeis descargar en mejorenvo.com

    Oír la ola en alemán también es importante 😉

  5. #3 Gracias!

    #4 Cuando la veas nos cuentas. Y no es que me preocupe, pero me inquieta ¬¬

    #5 Por ahí andará…

    #6 Gracias por comentar, la verdad que siempre vamos hasta USA a ver buenas películas y las tenemos aquí al lado.

  6. Ya me has dejao con ganas de verlas…
    Pero alquilándolas, que el P2P es MÚ MALO (no me lo creo ni yo)

    gracias por el consejo, a ver si te mojas con un libro

  7. Carayo, yo no he comentado aquí? Cerraría la pestaña sin darle :S (Hasta GMail me da errores por eso xD)

    Yo vi la de Das Experiment, y me pareció buena, asique veré también la otra que mencionas, a ver…

    Y tengo un experimento pendiente para mi blog, así tienes mas cosas que añadir cuando lo acabe xD

  8. Concuerdo con tu idea de lo que es una buena peli =D, vi Die welle y si es dificil que no te deje pensando , creo q con Das experiment ya tengo q ver y como devolucion al favor me gustaria recomendar una serie , Neon Genesis Evangelion , si les gusta ver como responden personas a situaciones limite y como se van relacionando entre ellas ,no hay serie que me haya dejado pensando mas tiempo XD sera un anime seran dibujitos pero es una historia al fin .

    😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *