Decencia y decoro

Que no vas a ir por ahí, sin el “mínimo decoro exigible”, “sin una vestimenta adecuada”, sin “decencia” o sin “respetar las normas de sentido común mínimas”.

Por lo que parece debo ser un cerdo sin decoro y sin sentido común. Cuando los políticos se ponen tan quisquillosos ya no sé que pensar. Resulta que ahora, para entrar en el congreso, no puedes ir ahí como quieras, tienes que cumplir unas normas, que no estaban escritas, pero se ve que había que escribir.

Porque una institución de tanta importancia y tradición no puede permitir verse desprestigiada por cuatro guarros. Y han prohibido ir al parlamento, o visitarlo, con bermudas, camisetas de tirantes o sin mangas, pero eso solo en el caso de los hombres, las mujeres pueden ir con tirantes sin ningún problema, eso no daña al decoro de nadie. Supongo yo que si hubiese una ministra de igualdad, estaría echando humo por las orejas.

Vamos, que ahora puedes pasearte tranquilamente por las instituciones políticas siendo un hijo de puta, siempre y cuando vayas con traje. Se admite gentuza, pero con traje y corbata.

Yo que creía, que precisamente, era de sentido común no ir con traje y corbata en agosto, que debería primar la comodidad y dejar de un lado las normas impuestas hace décadas.

Así, por encima, ¿no sería mejor fijarse en el trabajo que hacen sus señorías, y mientras sea de provecho, que vayan como quieran? Para aprobar chorradas como estas se dan una prisa increíble, pero (por decir algo) una ley tan necesaria y sencilla de aplicar como sería una ley de transparencia, por la cual llevamos protestando los españoles desde hace meses, no. Hay unas prioridades, y los pelos del sobaco hemos comprobado que esta de las primeras, no vaya a ser que alguien se escandalice.

Que ya cansa la cantinela del decoro, suena a viejo, al siglo pasado. En Barcelona también se han puesto a trabajar en cosas importantes, y han prohibido el uso del nudismo y el seminudismo. Eso de ir por la ciudad en bañador y sin camiseta se acabó, indecentes. En la televisión, en portadas de revistas, incluso en vayas publicitarias sale gente con el torso desnudo sin ningún tipo de problema para nadie, eso si, si hay 40 grados y te da a ti por quitarte la camiseta,  te comes de 120 a 500 euros. No quiero pensar mal, pero una conclusión lógica sería, sin camiseta solo los tíos buenos…

“Sólo han querido dar cobertura jurídica a una demanda de la gran mayoría de los ciudadanos”, así, te engañan, y se quedan tan tranquilos. Ahora parece que hay demandas, y demandas, y quién son la gran mayoría de los ciudadanos lo deciden ellos, y lo utilizan como mejor les convenga. No sé a cuanta gente afecta realmente  estas medidas, me refiero a gente que se sienta ofendida con estos comportamientos, pero no creo que sea un problema tan grave, y mucho menos que sea una demanda de la gran mayoría.

Acabamos con los nudistas en las playas, con el conflicto de todos los años. Si tiene la gente derecho a ir desnuda, y si tiene derecho la gente a no ver gente desnuda. El argumento número uno, aparte del decoro y la decencia, y de que ir desnudo no es (ejem) natural, es, que pobres niños, no tienen que ver coños por ahí, que se van a pervertir. ¿Es que nadie piensa en los niños?. A ver, por favor, todo el mundo sabe que ningún niño tiene ningún problema con la desnudez, porque lo ven como algo natural. Por otro lado, sí hace falta estar pervertido para ver perversión en gente tomando el sol tranquilamente, sin molestar a nadie. El problema es la gente que tiene tan metidas unas normas en la cabeza, que solo con tocar un poco el otro lado de la barrera, se le desbarata el mundo y se rebotan. Yo si que pido un poco de sentido común.

 

__________________________

 

La recomendación musical:

La verdad que no soy muy amigo de las versiones, a excepción de tres honrosas excepciones. La primera, la versión de Nirvana del The man who sold the world de David Bowie.

La segunda es Whiskey on the jar , canción popular irlandesa, interpretada por los Dubliners, más adelante versionada con un toque de Rockero por Thin Lizzy, para rematarla al final Metallica, poniéndole el lado heavy. Tiene otras muchas versiones, pero estas son para mi las mejores.

La tercera excepción es, Hurt, canción original de Nine inch nails, versionada magistralmente por Jhony Cash. Tan bien lo hizo, que Trent Reznor, el líder de NIN, dijo que nunca más iba a escuchar su propia versión. Ni la pongo, para que…

Hablaba de versiones porque el grupo que traigo hoy, hace eso, versiones. Se llama Nouvelle Vague, y es un colectivo francés de músicos, que se dedica a coger canciones famosas y versionarlas en un estilo basado en la bossa-nova y el chillout, con toques de jazz y música indie. La verdad que han elegido muy bien las canciones, y les han dado un toque personal, que parecen otras.

Algunas canciones, Dance with me, The lords of new church, Too drunk to fuck de los Dead Kennedys,  Guns of Bristol de The Clash o Dance with myself de Billy Idol.

Escuchen sus dos primeros discos Nouvelle Vague y Band apart, la verdad que se disfrutan.

6 comentarios sobre “Decencia y decoro”

  1. a ver… lo de la decencia es que… bueno… y que si… bufff… bah, con la cantidad de mierda que hay que escuchar eso me parece tan tonto… xd
    Vivan los problemas de los politicos!

    _______

    cancionacas!

  2. Muchas, muchas, muchas gracias por descubrirme a Nouvelle Vague.

    Me he tirado toda la mañana en el curro con los cascos, moviendo la cabeza, y con cara de flipado. Es como si todas las canciones punk-nuevaoleras fueran el ‘Sunday Morning’ de la Velvet.

    (Y yo pensaba que el ‘Too drunk to fuck’ era de Johnny Thunders; pero no, tienes tú razón)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *