De descargas y de cultura…

A ver, en todo este tema hay muchos puntos, y no podemos ser todos tan cabezones de ver solo nuestro lado, hay que ser un poco más amplio e intentar englobar el problema en toda su magnitud.

Para empezar, está claro que la industria se equivoca. Obviamente no se puede terminar con el intercambio de archivos mediante leyes, es ridículo. Solo un tonto pensaría que se puede cerrar una web y zanjar el asunto, o desenchufar internet como algunos querrán. También hay que ser algo obtuso para no ver el bien que en general ha hecho internet a la cultura, sobre todo a la música.

Pero hay que ser rematadamente inútil para que llevemos algo más de diez años compartiendo películas y música y no haber hecho absolutamente nada, aparte de los métodos de extorsión, su estilo mafioso de llamarnos ladrones, de tratar de engañaros (una descarga no es igual a una venta, perdón) y de cobrarnos un canon totalmente arbitrario y digno de pistoleros al más puro estilo impuesto revolucionario.

Vale, todos sabemos que son unos dinosaurios que no han sabido adaptarse, y que son cuatro los que tienen el negocio y no se quieren desprender de él bajo ningún concepto. Lo típico de que los que están arriba no quieren bajar. Gracias a dios en la música muchos ya se han dado cuenta, pero el cine es otro cantar.

Y claro, nos quieren básicamente timar, y meternos una ley digna del medievo, que entre otra muchas barbaridades, quiere cerrar webs de descargas, pero además, como los jueces les han dicho reiteradamente que no es ilegal, da poderes a una comisión (formada por la propia industria, obviamente) para poder cerrarlas sin pasar por un juez. La verdad que es para flipar, y claro, como es una vergüenza, la esconden en otra ley para que nosotros, oh pobres corderitos, no nos demos cuenta.

Así que el problema es mucho mayor del que parece. No es una ley para cerrar seriesyonkis, ni mucho menos, aunque algunos lo quieran ver así.

Y aquí entramos los del otro lado, los internautas. Que también tenemos lo nuestro y somos para echarnos de comer aparte, que hemos cogido el dedo, la mano, el brazo y nos hemos pasado tres pueblos, y me vana perdonar, no todo vale.

Y sobre todo lo que no vale es caer en la hipocresía, y como los de la industria son unos verdaderos desgraciados, vamos a jugar nosotros un poco a serlo también. Que sí, que nos cobran el canon y es una estafa en toda regla y una bofetada en la cara a la presunción de inocencia. Pero tampoco podemos ser cínicos y decir que usamos los cds para las fotos de nuestra boda. ¿O también usamos los reporductores mp3 de 80gigas para ver fotos? Un poco de sentido común por favor, que leo comentarios que son burrada tras burrada.

Que si, que la cultura es libre, y podemos compartir todo blablabal. Vale, estoy de acuerdo, pero muchas veces ni es cultura ni es nada, lo único que la gente quiere es tener un huevo de música, juegos y películas y juegos a saco y sin pagar un duro. ¿O es que esto no es verdad? Claro que hay mucha gente dispuesta a pagar, dispuesta a compartir, y dispuesta a propagar la cultura por todo internet. Pero por desgracia no todos, ni mucho menos. Además, mucha veces ni es cultura ni es nada, solamente es tener el último hit de Lady Gaga o el último taquillazo de hollywood gratis en tu ordenador, y esto, me van a permitir, ni es cultura ni es nada, más bien es un flaco favor a la cultura.

Y me reafirmo en mis palabras, y me doy la razón viendo la proliferación de paginas de descarga directa. Mucha gente va a lo fácil, muchas pelis y muchas series a un click y sin muchas molestias. Y repito, esto queda muy lejos de las reivindicaciones iniciales y de las cosas que echábamos en cara a la industria. Megaupload se está forrando, literalmente, a causa de albergar contenidos con copyright en sus servidores. Y digo forrar, de forrar, porque debe haber alrededor de 100 millones de cuentas premium, que es una cantidad ingente de dinero.

Vale, que no hay una alternativa, y que la industria no ha sabido hacer nada parecido. En eso ya hemos estado de acuerdo, pero… ¿Qué la industria sea lenta y no tenga visión de negocio le da derecho a alguien a lucrarse (que palabra más rara, mejor digo ganar pasta a espuertas)? Que ellos lo hagan mal no justifica a quien hace negocio de manera que menos que poco digna, ¿no?

Y que no me venga nadie con hostias, que ya estoy cansado de oír tonterías. Aquí hay mucha gente ganando dinero, poco o mucho, con el tema de las descargas directas. ¿Saben la cantidad de dinero que puede ganar un página del tipo seriesyonkis? Si, es una de las paginas más visitadas de España, y os puedo asegurar que no son cuatro duros.

Y otro asunto, ¿se creen que la gente sube las películas, los vídeojuegos y la música por amor al arte? Aquí todo el mundo gana pasta, megaupload, los páginas con enlaces, y los que suben las cosas. Si no vean los premios de megaupload. Yo mismo he subido muchísimos discos y películas a vagos, y conseguido meses gratis de premium en estos servicios, hasta que me vi todo lo que era aquello… y les puedo decir que no es algo muy complicado llegar a ganar dinero. Así que amor al arte y amor a la cultura poco.

Y me van a perdonar, pero para mi todo el tema de las descargas directas nos quita un poco de legitimidad a los internautas. Y no me vale eso de, ¡no! Si los usuarios de Internet estamos dispuestos a pagar una cuota mensual pero no es que no nos dan alternativa…

Así que animo a la gente a compartir todo tipo de archivos a través de las redes p2p como emule o torrent, en las no tienes que pagar a un tercero que se lucra con el trabajo de otros y en las que la cultura si se comparte, ni se vende ni se compra. Además, ni desaparecen los archivos, ni caducan, ni son tan difíciles de utilizar como la gente piensa. Y siempre te puedes llevar una alegría si en vez de la película original lo que te descargas es una porno 🙂

Como ejemplo quiero poner a esta magnífica web http://lamansion-crg.net/ que creo que sintetiza perfectamente la idea que quiero expresar en el post. La web está formada por un grupo de aficionados al comic. En el foro cuelgan los links del emule, y solo del emule, de comics que ellos mismos escanean y maquetan. Me hace mucha gracia porque siempre hay algún usuario nuevo que pregunta por que no suben los comics a megauplaod. La respuesta es obvia. Esto si es fomentar la cultura y con verdadera devoción.

2 comentarios sobre “De descargas y de cultura…”

  1. Lo más gracioso es que el cierre de páginas webs con enlaces a descargas directas puede revertir la tendencia y hacer que mucha gente vuelva a las redes p2p. El problema no es solo que la medida sea justa o no, sino que no es la solución para el mercado cultural español. La mayoría de la gente se descarga el último estreno supertaquillero de Hollywood o el último éxito de Justin Bieber. Yo creo que buscar un nuevo modelo de negocio (con unos precios más reducidos) será mucho más rentable para la industria que luchar contra la piratería. El intercambio no va a desaparecer (ya existía hace años con las cintas de casete), una nueva ley podría tener nuevo sentido si se dejara en manos de los jueces, siempre que hablemos de páginas que se lucran, pero si la industria piensa que ese es el problema y que esa sería la solución, creo que están muy equivocados.

  2. Mira, yo soy de las personas que aún se esfuerzan en mantener en forma el aMule y que lo enchufan sin tener nada descargando para que la peña chupe de lo que tengo. Soy de los que se bajan música en esos horribles formatos que ocupan un huevo y que sólo pueden reproducirse en el pc y no con cualquier programa, edita el archivo separando las pistas, lo pasa a mp3, lo etiqueta exquisitamente y lo vuelve a comprimir para que lo pille alguien con menos paciencia que yo para todo eso y se encuentre con algo útil directamente al descomprimirlo. No descargo nada de manera directa y hace mucho tiempo que aprendí a no bajarme porno en lugar de lo que me quiero bajar 🙂

    Todo esto sólo para mostrar qué tipo de comportamiento tengo respecto a compartir archivos, no lo pongo para echarme flores porque no tengo mayor mérito.

    Y lo que finalmente quiero decir es que lo realmente triste con el asunto del abuso de la gratuidad que proporciona la red es que la gran mayoría de los usuarios no tienen la menor idea de lo que hacen, ni de las consecuencias que tiene lo que hacen. Yo soy el típico colega/hermano/compañero de trabajo que aún explica a usuarios que llevan años siéndolo, y ante su incredulidad, cómo es posible que su sistema esté infectado por mucho antivirus que tengan. Muchísima gente, amigo perdido en el desierto, se refiere a abrir un navegador como “abrir el Google”, sólo por ponerte un ejemplo que seguro conoces.
    Estoy de acuerdo en lo que has publicado, sólo quería añadir un pequeño punto de vista, un pequeño análisis sobre una de las razones de por qué se da tanto el abuso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *