Cuando creímos que el mundo podía cambiar

Ha pasado algo más de un año desde “el pelotazo” de wikileaks. Más de un año desde que muchos creímos que podía haber un punto de inflexión, un punto donde las vergüenzas de los gobiernos más poderosos del mundo harían a la gente reflexionar, mirar con otros ojos, al menos dudar, y como consecuencia de ello, forzar algunos cambios significativos.

Pero para no engañarnos, a servido de muy poco, quizás de nada. Como mucho se ha conseguido que la gente lo admita. Lo máximo que podrás arrancar será un, bueno, ya lo sabíamos, ahora solo lo hemos confirmado. Lo mismo que si te mean todos los días en la puerta de casa y te queman las cartas del buzón, y sospechas que es el macarra del cuarto. Un día pones una cámara, lo pillas, y acto seguido te sientas en el sofá, y dices, ¿que hay para cenar?.

Lejos de cambiar nada, ha servido para que algunos periódicos aumentasen sus ventas durante unos días, y no por la parte informativa, sino por el titular fácil y el chascarrillo de terraza veraniega. Triste es que se haya hablado más del peinado de Assange, de si folló con o sin condón que de como estafan engañan manipulan mienten torturan matan y conspiran los poderosos. También para que esos mismos periódicos se auto-proclamaran defensores a ultranza de la libertad y la información veraz, curiosa ironía.

Después de wikileaks, la palabra democracia ha quedado relegada a los libros de historia. Que una ley Española venga hecha de USA, que obstruyan juicios o que veamos vídeos de militares disparando entre carcajadas a personas que andan por la calle ya no nos despeina, porque claro, ya lo sabíamos. Comemos con la muerte de inocentes y cenamos sabiendo que nuestros gobernantes nos engañan, y además son vasallos de un tercero. Y en Guantánamo van de naranja.

A la gente de este país, y de todos los demás, se les ha olvidado todo, porque ya sabes tú, uno está muy ocupado yendo de aquí para allá, con las cuentas, los niños y demás. Que bastantes problemas tengo yo como para preocuparme de otras cosas, pon la tele a ver que echan. “¿Wikileaks?, ah sí, la cosa esa de las filtraciones y el tipo rubio extraño ese”. Wikileaks, la confirmación de que nos dejamos manejar sin que nos importe, y lo peor, de que nos vamos a seguir dejando manejar y engañar aunque lo sepamos perfectamente.

Una pena.

5 comentarios sobre “Cuando creímos que el mundo podía cambiar”

  1. Tu mejor escrito desde que te leo ( ya sabes que no hace tanto, pero no le quites valor al resto porque no me los he leido todos, aunque este especialmente me ha gustado mucho. Gran tema.)

    Todo cierto y verdad, la inmensa mayoria de pobladores mundiales somos unos manipulados. Y es que yo siempre digo lo mismo, en el mundo hay como máximo un millar de personas que deciden lo que comemos. Algunos salen por la tele, otros ( los peores ) ni los conocemos, una gran parte son los funcionarios del mismo sistema implantado y el resto somos los que verdaderamente levantamos el pais pero que no hay manera que se nos escuche. En serio, si nos fijamos hay un 20% de funcionarios ( entre todos todos ) que viven de organizar lo que nosotros producimos y nos la jugamos, otro pequeño 1% que ganan el tiempo decidiendo malamente como nos timan, luego hay curas y sacerdotes que se dedican a predicar unas religiones que en un mundo mas avanzado las ilegalizarian todas aunque ni pagan, ni cobran ni aportan nada material que al fin y al cabo es lo que da comer a la chusma, pero que no sabemos como pero que también acabamos maneteniendo. Luego existen esa gran parte de “supuestos” artistas que tampoco producen nada pero que consiguen subvenciones totalmente inmerecidas ( actores, cantantes, toreros, y bla bla ). También montón de deportistas sobrepagados y finalmente los inmigrantes sin trabajo susceptibles de acudir a caritas porque si o porque somos asi de chulos, etc etc. ( no se si queda feo pero en caritas…. todo son magrebies, los aunténticos necesitados que nos les dá ningún corte acudir a semejante organización benefactora con su Mercedes SLK injection, que esto lo he visto. Y me la suda )

    Pues todo esto, despues de aguantar por SISTEMA tamañas afrentas, ha llegado a un punto que si… nos la patina todo. Hemos llegado al extremo que SOLO nos importe nuestra necesidad individual ( la misma que en el siglo XV, por ejemplo ).

    Si me equivoco estoy abierto a que me iluminen. Que si.

    Un saludo a todos.

  2. Con estas cosas, se me viene a la mente la locución latina “dadle al pueblo pan y circo”. Así somos los españolitos. ¿Que los politicos nos roban, que nos torean como quieren, que dicen una cosa y hacen otra…? A nosotros nos la trae al pairo. Si nadie nos impide ir de cañas, tomarnos el desayuno mañanero en el bar de la esquina, o ver un Madrid-Barça… nosotros tan contentos.

    ¿Que hacen una reforma laboral que se pasa por el forro los derechos de los trabajadores? Que más daaaa…¿huelga? Si eso no sirve pa naaa, ademas… ¿no se supone que ZP era el malo y Rajoy el bueno, el salvador?

    Pues naada, como borregos. Luego con que el barbitas y compañia nos digan que a cambio nos dan 3 dias mas de vacaciones por ley, o que van a volver a dejar fumar en los bares, no conformaremos. Y aqui paz y despues gloria. Beeee….

    En fin, que es lo de siempre: que los listos son muy listos, y los tontos muy tontos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *