Como quitarle la ilusión a un niño

No hay nada más bonito y tierno que un niño, y sobre todo su absoluta inocencia.

Cuando yo era pequeño, estaba de moda la camioneta de los micro machines, una camión que se abría, salía un circuito y miles de coches (o al menos así es como lo recuerdo).

El caso es que en mi casa había tradición de ir a la cabalgata, y dejar magdalenas y leche en la terraza para los reyes magos.
Fui con mi familia a la cabalgata, y por fin llego la hora de entrar en casa.
Imagínense las ganas que tenía de conseguir ese juguete, llevaba meses esperándolo, pues bien, entre corriendo hasta la habitación, empece a abrir regalos, y no estaba el que yo quería, de repente llegue al ultimo.
Sabía que tenía que ser mi super camión lleno de coches que tanto salía en la tele, en contra de eso, me encontré una nota que rezaba:

Hola Javier, siento decir que se nos han acabado los polvos mágicos con los que hacemos los juguetes, y por ello no hemos podido hacer tu camioneta.

Con cariño, Melchor, Gaspar y Baltasar.

Pueden imaginarse mi cara, mi monumental cabreo, y sobre todo, mi absoluta decepción con los reyes magos.
Me consolé toda la noche con el asqueroso juguete de segunda que se rompió en dos días (y que yo no quería, yo quería mi super camión de micro machines que anunciaban en la tele!!) y pensando que si se habían acabado los polvos mágicos para mi, se habían acabado para todo los niños del barrio.

Mi sorpresa y segunda decepción consecutiva vi que los reyes magos se gastaron todos los polvos con los niños del barrio, y cuando se rompió mi juguete del todo a 100 comprado el día de antes.

No me hizo falta que nadie me dijera que los reyes magos no existían, deje de creer en ellos mucho antes.

Una vez contado el relato, les sugiero que pongan historias en los comentarios, de mitos caídos en vuestra infancia, no solo relacionado con los reyes magos, si no también con cosas que en nuestra feliz ignorancia, teníamos como axiomas cuando eramos niños, y un día, de pronto, nos dimos cuenta de que no era así.

Enviado por Javier R. a nosquejamos arroba gmail punto com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *