Coherencia política

Hagan un importante ejercicio de abstracción e imagínense por un corto periodo de tiempo que los políticos no mienten, que hacen las cosas para mejorar realmente el país y que no están presionados o que directamente rinden cuentas a factores externos. Recalco lo de importante, no estamos hablando de algo fácil.

Ahora que se encuentran en una especie de medio similar al limbo, al nirvana o a la comunión con dios, usted puede pensar que aplicaron lareforma laboral para crear empleo, reducir la temporalidad, mejorar la competitividad o cualquier insulto similar que se le pueda pasar por su mente en blanco. Entonces si es por el bien común, hay que apretarse el cinturón, nos ponemos de rodillas y tragamos.

Eso es lo que nos dijeron y como buenos ciudadanos en estado de shock no lo creímos. Entonces, si se prueba que la reforma no tiene sus efectos deseados, se vuelve atrás, se prueba otra cosa, se reparten piruletas a la entrada del trabajo o yo que sé. Eso se llama coherencia. Bueno, lo de las piruletas no, pero siempre le alegran a uno el día.

Ahora bien, despiertense de los senderos verdes del valle de la mentira, y vuelva aquí, donde hace frío y las hostias duelen. A pasado algún tiempo, y los datos no mejoran, sino que empeoran, entonces usted debe pensar que nos metieron la reforma laboral con calzador aprovechándose de la crisis para empeorar nuestros derechos y que ganen los de siempre.

Y aunque fuese todo a mejor. Si algún día la crisis pasase, nos quedamos igual que antes pero con la reforma hecha y nuestros derechos lesionados.

Como mi análisis no da mucho más de si, terminaré sintetizando lo que opino de todo este tema.

Cabrones.

 

2 comentarios sobre “Coherencia política”

  1. Buen articulo, pero lo siento mucho, mira que tengo imaginación, que de eso ando sobrado; pero no he sido capaz de imaginar lo que dices.

    Básicamente porque es imposible. Cuando una persona o un grupo de personas llegan al poder, puede ser que sean idealistas y que piensen hacer las cosas bien; pero es poner un pie en el poder y darte cuenta de que realmente no tienes el poder y dependes de terceros en la sombra.

    Por eso me gusta el sistema Suizo; que para las cosas importantes la decisión se toma por referendum.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *