La gilipollez del Euro al día

Entre las gilipolleces más estúpidas s e insultantes del primer mundo, sin duda me quedo con la chorrada del, es que los pobres negritos viven con menos de un Euro al día. Es tan estúpido que después de esa frase hecha y manida no queda otra que decir, pues sí, que pena, y seguir con nuestra vida, no vaya a ser que hayamos perdido el wifi y se nos tuerza el día. Porque en realidad no da para más, no da para una reflexión, no da ni siquiera para sentirse más, ni mucho menos para poner el problema en perspectiva.

Está tan repetida que ni siquiera nos da por pensar que significa. Además, tiene un error de bulto, es una traducción que se inventó algún americano de que los pobres negritos viven con un euro al día, pensando que con eso íbamos a visualizar cuan pobres son. Supongo que en Japón diran, oh que pena, viven con menos de un yen al día. Es estúpido porque no dice nada, y porque un euro no es lo mismo, ni mucho menos aquí que en somalia o en Marruecos. Como mucho nos viene bien para cuando vamos de vacaciones decir, ojojojo que barato era todo, con 10 euros eras el rey del mundo, mientras pasas por la calle de al lado de la miseria, sin mancharte mucho tu culo blanco, como si fuera un parque de atracciones.

Continúa leyendo La gilipollez del Euro al día

Aprendiendo a odiar los coches

Una de las cosas que más me sorprende de las ciudades es la tolerancia que tenemos hacia los coches. Me recuerda a la tolerancia que tenemos hacia la corrupción, simplemente por el hecho de que en un día futuro nosotros vamos a tener la oportunidad de robar como ellos. Con los coches igual, aguantamos todos los contras que tienen los coches por el simple hecho de que otro día nosotros vamos a ir en coche, y entonces se nos olvida todo.

Las ciudades se han convertido en un centro de pestilencia, ruido y mal vivir gracias a esos aparatos que tanto denotan evolución y estatus social. La calle es de por y para los coches, y todo lo demás sobra, y nos da igual. Sólo hay que ver el centro de una ciudad del tercer mundo o de los llamados países emergentes, un caos de ruido, suciedad y tráfico que hacen impracticable la vida. Después te vas a Suiza o Noruega y los centros de las ciudades están reservados para la vida de los peatones. Es más, cuanto menos civilizado está el país, más rápido va la gente por las ciudad y menos respetan, por ejemplo, los pasos de peatones.

Continúa leyendo Aprendiendo a odiar los coches

Que los demás no salen en la tele, ¿no?

Es bastante insultante ver como se tiran al cuello de Pablo Iglesias achacando su éxito a un éxito mediático. Por ser tertuliano, por salir en la sexta, etc.

Es insultante porque todos los días del año, todos los medios de telecomunicación a todas horas del día tienen a PP y PSOE en primera plana, vendiéndonos sus pros y sus contras. El PP y el PSOE tienen un apoyo mediático aterrador, tienen unos presupuestos de publicidad impresionantes, han tenido un debate en prime time para ellos solos, todas las ciudades estaban abarrotadas de sus carteles, ha llegado su propaganda a todos los buzones de España, y lo más importante, tienen la mejor publicidad, que es gobernar.

Todos los días la primera noticia del telediario es para PP y PSOE, todas las mañanas cuando enciendo la radio están ellos, tienen todas las portadas y todos los diarios comprados.

Continúa leyendo Que los demás no salen en la tele, ¿no?

En estas elecciones no existe el voto útil

Justo ahora les entra el miedo. Ya ves como se apresuran a decir día tras día que votar a los partidos pequeños no tiene sentido, que es tirar el voto. Que hay que votar a los partidos grandes para que esto no se desmorone y haya gobiernos fuertes y demás chorradas.

Mejor que tirar el voto, vota útil, dales el voto a ellos que ya sabrán que hacer con él. Claman al miedo natural al cambio, a la ingobernabilidad, a que no sería serio.

Pero se equivocan en una cosa base, que parece que nadie la quiere comentar. Te hacen recordar las elecciones generales de España, donde el injustísimo sistema electoral, no tanto la ley D’Hont sino las circunscripciones electorales hacen completamente desproporcionados los escaños conseguido por cada partido.

Continúa leyendo En estas elecciones no existe el voto útil

Pero vota, ¡imbécil!

Para mí el derecho al voto es como conducir. Alguien que vota al PP o al PSOE es como un conductor borracho, que no sólo se jode a él sino que me puede matar a mí cuando voy tranquilamente por la mañana al trabajo. O a mi padre o a mi abuela. Alguno pensará que exagero, pero ni un poquito.

Alguien que vote en blanco o nulo por hacer la gracieta, no está muy lejos del que pasa de largo cuando ve un accidente. Deber de socorro le llaman, y si no lo cumples vas a la cárcel.

Continúa leyendo Pero vota, ¡imbécil!

La putada de ser becario

Ser becario es una putada, más allá de que te paguen entre cero y nada, te mina la moral desde el día uno y hasta que acabas la dichosa beca, que nunca es lo que debería ser, y vas directo al paro. Por si alguien se asusta, todos los entrecomillados son frases reales.

¿Por qué ser becario es una putada?

– Lo primera es que te pagan una mierda. Pero no sólo te pagan una mierda, es que te pagan una mierda que no te da ni para vivir. Normalmente por debajo del sueldo mínimo interprofesional que es lo que se considera que necesita una persona para poder, al menos, sobrevivir. Que ya me dirás quien sobrevie con 645 euros, pero bueno, ese es otro tema.

Continúa leyendo La putada de ser becario

Loca academia de policía

Una vez más. Y así hasta mil. La misma historia y los mismos subnormales haciendo el más completo ridículo. Los mismo inútiles defendiendo lo indefendible y el mismo eterno debate de si la culpa la tienen unos o la tienen otros. Quién empezó, como en el patio el colegio, y de que parte hay más heridos. Si empezó uno o empezó el otro, si me tiro una piedra o me dijo bajito hijoeputa y entonces le aticé.

Cualquiera que vaya a una manifestación lo sabe. ¿Que había en Madrid el día 22? ¿500.000 mil personas? ¿Un millón? Si de verdad hubiese sido una manifestación llena de violentos Madrid estaría ardiendo y más de un policía estaría estaría echándose la siesta en un cementerio.

Continúa leyendo Loca academia de policía

Cómo aprendí inglés sin estudiar

Espera. No te vayas. No se ha colado en tu lector de noticias un anuncio. Soy yo, tu fiel blogger que nunca ha intentado engañarte. Dame el beneficio de la duda por unos minutos y si cuando has leído esto quieres insultarme, adelante. Sí, he aprendido inglés sin estudiar, ¿cómo te quedas?

Esto que digo no es ningún truco barato de academia. No es ningún nuevo método con el que vas a aprender mil idiomas en 3 días. Es solamente mi experiencia, ni soy profesor de idiomas, ni pretendo serlo, ni intento engañar a nadie. Sólo cuento como he aprendido yo Inglés sin estudiar nada. Y además, tiene bastante de sentido común.

Continúa leyendo Cómo aprendí inglés sin estudiar

Quemar papeleras está muy pero que muy mal

Joder, parecéis Ned Flanders en un ataque de ira. ¿Es que nadie piensa en los niños? Que les den por el culo a las papeleras tío. Que ardan. Que tiemblen un poco. Que les siente mal el Whisky de doce años por un día. Que duerman con el móvil en la mesilla de noche por si tienen que cogerlo a las 4 de la mañana cuando llamen al timbre. Que les siente mal su miseria.

Una papelera. De verdad. Tu justificación es tan despreciable como sus actos. Como tus no-actos. Claro, hay que arreglar las cosas, pero protestando de 9 a 12 de lunes a viernes todos ordenados sin gritar mucho porque hay gente trabajando y además moletas a los que pasean y pidiendo vez en la ventanilla 14. No te jode. Mientras nos exprimen sin orden ni control ni respeto nosotros tenemos que ser ordenados, controlados y respetuosos.

Continúa leyendo Quemar papeleras está muy pero que muy mal

Miramos a la zapatillas y no vemos la luna

Por mí que se la hubiera tirado a la cara. Mejor. Así saldría en los titulares de todo el mundo. España es una mierda y agreden a uno de los culpables de su catastrófica situación.

Así por lo menos los medios tendrían algo de que hablar durante días y no un vacuo debate de si David Fernández es un violento o si su zapatilla huele mal. ¿Y el verdadero problema? ¿¡Por qué nadie habla de rato!?

Si haces política normal no te hacen ni caso. Si haces una pequeña performance con menos violencia que en una guardería eres un matón. Eso es porque saben la violencia que se merecen y temen que se descorche la botella. Mejor dejarla en la bodega por si las moscas.

 

Continúa leyendo Miramos a la zapatillas y no vemos la luna