Gracias por el cafelito

Gracias a la matrona que me vio nacer, y gracias al médico que estaba fumando en una esquina por si pasaba algo. Gracias a mi pediatra que me hizo crecer sano y fuerte. Gracias a mis profesores que me enseñaron más o menos lo que era la vida, a sumar y a restar, a diferenciar las cosas y a escribir lo que escribo ahora. También gracias al bedel que nos tenía calentitas las aulas desde que tuve tres años hasta los 12, y después gracias al otro bedel, y ahora gracias al bedel de la universidad, incluso gracias a los profesores, por mucho que me suspendan. Gracias al médico que me operó, gracias a la enfermera que me cambió las gasas, a la que desinfectó el quirófano. Gracias al biólogo que cobra del estado que investigó una vacuna o una cura para algo que tuve o pueda tener. Y poniéndonos menos dramáticos, gracias al del camión de la basura, que duerme poco por las noches para tener la ciudad limpia, y al jardinero que quieras que no te alegra los días grises. Continúa leyendo Gracias por el cafelito

Becario con dos años de experiencia ¿Y qué más?

Lo peor de todo es que hemos perdido un poco el norte. Basta echar un vistazo por las páginas de ofertas de empleo y ver la situación general del trabajo en España. Igual a caos. El que no tiene trabajo mata por uno y el que lo tiene mata por no perderlo y está hasta el gorro de él, y en medio las empresas subidas en la ola aprovechándose de unos y de otros.

El insulto llega a límites insospechados cuando tras acabar tu carrera, tu máster y tener tu par bueno de idiomas, a lo máximo que puedes optar es a una cutre beca de 400 euros al mes. Con suerte, no vayan a ser 200. Y todo por la experiencia. Para eso te ahorras seis años de tu vida y empiezas trabajando de camarero, seguro que cobras más. ¿O también hay becas de prácticas de camarero? Continúa leyendo Becario con dos años de experiencia ¿Y qué más?

Movilidad exterior o me río en tu cara

Báñez dice que la salida de jóvenes de España «se llama movilidad exterior»

Que España está en la mierda es un hecho. Ya nos jode bastante, ya estamos bastante hartos como para que encima nos vacilen.

Entre mucho y una barbaridad de molesto es tener que dejar tu país porque varios hijosdeputa hayan robado hasta la nausea como para que encima los mismos indeseables te vacilen día a día. Porque parece que no, pero la reacción a su acción dañina durante décadas es nuestra ruina, nuestra pobreza y nuestra emigración. No son hechos aislados, por su desgracia estamos como estamos y deberían pagarlo. Por su desgracia nos vamos lejos de nuestra tierra y nuestras familias sin mas ánimo que encontrar un triste trabajo para comer, aunque nos engañemos con el “a lmenos aprendemos inglés”. Continúa leyendo Movilidad exterior o me río en tu cara

Nos hemos equivocado de siglo

Que a uno le roben y le insulten casi a diario, ya  apenas le molesta. No porque quiera o no molestarle, no porque quiera sentirse o no herido y vilipendiado, porque de simple insistir, uno se cansa. Pero claro, que te roben, te insulten, y además, se rían en tu cara con trucos de primero de trilero, pues ya insulta. Ok, me has robado, pero además no te ensañes. Ok, has hecho esto mal, no te va a pasará nada, ni siquiera tienes que dar explicaciones, pero tampoco le eches la culpa a los demás, como si tu no tuvieras nada que ver. Continúa leyendo Nos hemos equivocado de siglo

El cómico y lo cómico

El humor, indudablemente, denota inteligencia. Siempre empiezan con un Beppe Grillo, el cómico italiano, y sarta de chorradas para desprestigiar a él y a su movimiento.

Nunca he leído, Rajoy, el registrador de la propiedad, Zapatero el abogado, o González, o Aznar… ¿O es que tienen miedo de intrusismo y solo les valen los que han estudiado derecho? Más gente alegre, divertida, y crítica como Beppe haría falta en los parlamentos, y menos encorbatados tan serios y tan responsables que no les da ni para echar un vistazo más allá de su frente. Continúa leyendo El cómico y lo cómico

Y como nunca pasa nada, nunca pasa nada

El mensaje que le estamos transmitiendo es claro, da igual lo que hagan, por muy grave, insultante y descarado que sea, nunca, nunca, va a pasar nada.

El problema no es que mientan hasta el punto de llegar a decir sin partirse de la risa que el tesorero de su partido durante tantos años tiene 22 millones en Suiza y que ellos no tiene nada que ver con ellos, ni con su partido, ni con la “democracia”, ni con nada. Ese hombre era colegota hasta que le pillaron, entonces pasamos de llamarle por su nombre de pila a dirigirnos a él como el señor aquel. Continúa leyendo Y como nunca pasa nada, nunca pasa nada

El estado del bienestar es incompatible con ellos

No, aquí la discusión no es si es lícito utilizar insultos, si está bien emplear lenguaje soez, si una dama como yo puede decir hijodeputa y seguir estando mona. Aquí no hay discusión alguna, es un hecho incontestable, comprobado y certificado por expertos en la materia, que el único adjetivo posible, el único que se ajusta a la realidad, la única palabra con la que describirles, es esa, hijos de puta. No un hijo de puta cariñoso, un hijo de puta agresivo y violento. Un hijo de puta muy español en toda regla.

Hijos de puta.

Continúa leyendo El estado del bienestar es incompatible con ellos

No hay óvulos en los testículos

La gente es lo que tiene, que todos los días te sorprenden. Un día estás tan contento en tu casa y te enteras que en París ha salido casi medio millón de personas a manifestarse en contra del matrimonio gay. El titular puede parecer sin más, pero si lo piensas, es de locos. Gente que ha cogido el domingo, ha salido de su casa, se han montado en el metro, y han ido por medio de París diciendo a la gente lo que tiene que hacer o no en su casa. Es más, han ido incluso 900 autobuses de diferentes partes de Francia, para que veáis lo que puede mover el odio de la gente. Continúa leyendo No hay óvulos en los testículos

La otra entrevista

La otra entrevista, la que debería haber sido de verdad. Por eso de alejarse de una “conversación entre amigos” triste banal y sin interés periodístico y centrarnos en lo que importa. Por eso de que no fuera una lamida de miembros, un anuncio bonito, un lavado de cara estúpido e hiriente para alguien que haga algo más que enchufarse la televisión a la cabeza. Por eso de tratar los temas que de verdad importan a los ciudadanos, también llamados súbditos. Continúa leyendo La otra entrevista

¿Feliz navidad? No, gracias

Que alegría de verdad, que alboroto, no puedo pasar unas navidades más sin que todo el mundo me felicite. De verdad que me vuelven loco las luces en las calles y el ambiente mágico que se respira en estas felices felices felices fechas.

La misma compañía que te intenta timar con la factura de la luz te desea con su más total sinceridad que pases unas felices vacaciones en armonía con Dios y el universo. La del teléfono que hace que darte de baja marque un antes y un después en tu vida, te desea un feliz año nuevo en compañía de los tuyos, y te da un besito en la mejilla para que duermas bien. Continúa leyendo ¿Feliz navidad? No, gracias