Carroña televisiva

Joder, creía que estaba loco. Creía que lo vi de pasada y fue un mal sueño. Creía que cuando salió aquella noticia que narraba como en un país de difícil nombre iban a hacer un gran hermano de niños nos tiramos de los pelos, que locura, como pueden ser así, menos mal que aquí somos un país medio normal y no hacemos esas barbaridades.

Partiendo de la base de que habría que meter mano hasta en el Gran Hermano “normal”, por dos razones. Uno, porque está mal aprovecharse de personas con tal severo retraso intelectual (o bien está mal pagar a actores para que se hagan pasar por ellos) y dos, porque haciendo un simple estudio de los engendros que ven estas chorradas, podríamos ver que es lo que falla. Sí, qué es lo que lleva a una persona normal a poner la televisión y ver tan bochornoso espectáculo. Yo, por mi parte, todavía no me lo explico.

En ese aborto de intento de cadena que se encuentra entre cuatro y la sexta pensaron que era guay juntar a unos cuantos críos para ver que hacen. Eso sí, haciéndonos ver que no es por el morbo, que es casi un estudio científico para ver como se comportan los menores en ausencia de sus padres. “Se han ocupado de cocinar, lavar la ropa y cuidar de la higiene personal” reza la entradilla en la web de telecinco. Y han tenido la bondad de separar niños y niñas, no para evitar tensiones sexuales, que ya les gustaría a ellos una historia de amor y sexo entre menores para reventar la audiencia, sino para evitarse problemas con la justicia.

Vamos, que Telecinco no quería otra cosa que hacer una adaptación de “El señor de las moscas” para que lo pudiésemos entender todos… que majos. Si en el fondo nos aman.

Pues eso, un intento de gran hermano con chiquillos, que gracias a Dios a pasado desapercibido para la audiencia, aunque también ha pasado desapercibido para la sociedad, que se tenía que haber follado a Telecinco hace tiempo. 1.597.000 personas vieron el primer programa. Lo que nos lleva a dos conclusiones. No somos tantos imbéciles como creía, pero seguimos siendo muchos. Después se dieron cuenta de que en realidad era una mierda como parecía, y el segundo programa no lo vio ni el tato. La noticia buena es que ya han quitado el intento de programa este. Por si no lo sabían, lo presentaba Paz Padilla, que bueno, nunca tuvo gracia, pero tampoco era para rebajarse a esto…

Pero lo mejor de todo es que no se cansan, que siguen. Y como a los guionistas ya se les han acabado las brillantes ideas de adolescentes conflictivos follando todo el día, metiéndose rayas, contestando a los padres, pegando a los amigos y con líos amorosos dignos de telenovela, pues intentaron algo nuevo.
Ayer parieron “el pacto”. Que cuando me enteré de que lo echaban pensé: bien, ahora meten a unas cuentas embarazadas en una casa y las hacen sufrir cuando tengan antojos. Lo mejor de todo va a ser cuando empiecen a dar a luz a los chiquillos en directo. No está mal me dije. Pero no, que va, es una mini-serie de dos capítulos en la que “siete adolescentes, que cursan 4º de ESO y que un buen día deciden quedarse embarazadas a la vez lo que provocará un caos y un revuelo no solo entre sus familiares y conocidos sino que la prensa se hará eco de la noticia y llegará hasta la localidad costera donde residen para averiguar cuáles han sido las motivaciones de las chicas para actuar como han hecho”. Un buen día… ¡Y que contentos se pusieron su compañeros de clase!

Obviamente, no la voy a ver, ni pretendo saber porque se quedaron embarazadas, ni el caos que montaron, solo me preocupa que la vieron 3.483.000 que ya son personas. Ahora entiendo por ejemplo, las colas que se forman cuando quiero coger los billetes de autobús o de tren. Una de esas 3.483.000 trabaja en Renfe.

Y hablo de los que lo ven, porque no quiero ni pensar lo que pasará por las cabezas de la muchísima gente que va a los castings y que casi su única meta en la vida es salir en la tele en un programa de este tipo.

Y siguen… Otro estreno de lujo, la lista no termina: ‘I love Escassi’… “Más de 1.500 candidatas se han puesto en contacto con el equipo de selección de ‘I love Escassi’, en el que un soltero de oro buscará el amor entre un grupo de mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 48 años.” Será para verlo…

Pues les voy a dar unas cuantas ideas a estos de Telecinco, si por ejemplo quieren reunirnos en familia enfrente de la tele. Arriesgan, pero no lo suficiente.

Yo les propongo, aparte del Gran Hermano ¿12? (que ya son ganas, la gente que sigue viendo eso, me parece tan tristísimo que no diré nada) varios reality shows que romperán.

– Juntamos a 10 hombres, 10 mujeres, 10 transexuales, todos ellos de revista (grandes tetas, grandes músculos, grandes pollas, modelitos, armanis y demás…). Claro está, habrá cierto porcentaje de gays, lesbianas, y bisexuales, así, todo mezcladito, que siempre queda bien, y como no, alguien con los dieciocho recién cumplidos, un gordo, una gorda, y un cojo, por darle variedad y reflejar lo que se vive en la calle. Como el programa así quedará un poco soso, uno de cada grupo estará infectado con el VIH, y otros dos con hepatitis B, y uno con gonorrea, que siempre queda bien, y por que haya variedad. Antes de encerrarlos en una casa con jacuzzi y demás, estarán tres meses en total abstinencia sexual.

Lo guay del programa que se llamará “¿A quien te petas?” y que tendrá como coletilla al entrar, “este puede ser tu mejor y último polvo” es que habrá condones escondidos por la casa (imagínense la sorpresa de alguien que va a coger los cereales y ve un preservativo, y la carrera que echará para petarse a la jenny de la habitación de al lado). También habrá las típicas pruebas estas que suelen hacer, la recompensara será otro condón. Como sorpresa especial cuando se cumpla la primera semana de programa entrarán tres nuevas personas que no sabrán de las enfermedades de sus compañeros. También tendrán grandes provisiones de drogas y alcohol, para que se desmadren, y a ver quien pilla premio. ¡Genial!

Perdón, me falta meter una enana para que nos riamos de ella como en el circo… ah no, perdón, que ya…

– Otro reality show que también deberían incluir es este que se me ocurrió hace tiempo al estilo de aquel en el que competían listos contra guapos, unos hacían pruebas físicas y de gente guay, y los otros pensaban, básicamente. Y era todo muy gracioso cuando los tontos no sabían donde estaba Aranjuez, y como los empollones no sabían ni bailar, acojonante. En este programa que se emitirá a las cinco de la tarde, justo cuando los niños salen del cole, consta de diez participantes. Lo guay es que diez son disminuidos físicos, y diez son disminuidos psíquicos.

No sé, ideas hay mil, pero creo que el mensaje ya está dicho, y alargarme sería innecesario.
El caso es poner gente de la que nos podamos reír mientras engordamos en nuestro sofá, y que al día siguiente cuando tomemos el café de las diez charlemos con nuestro compañero sobre lo puta que es tal o lo tonto que es el otro, todo esto claro, sin mirarnos al espejo.

Pensemos un poco antes de ver estas cosas y pensemos por que las ve la gente, que a todos nos gusta evadirnos un poco y ver chorradas, pero esto…

11 comentarios sobre “Carroña televisiva”

  1. Muy bueno, te mereces un aplauso por dedicarle un post a estos programas que producen diarrea mental.

    Yo hace tiempo que desintonicé “telemierda”, pero joder, cada vez más cadenas buscan el morbo, al final tendré que tirar la tele por la ventana.

    Salu2

  2. Creo que es la primera vez que te posteo, así que encantada!

    He venido a decirte, como se ha dicho ya antes, gracias por maltratar en público este tipo de programas. Yo vi el primer gran hermano. Como aquello resultó ser un negocio a posteriori, dejé de verlo. Como los que siguieron entrando en las siguientes ediciones eran muy chonis y muy borderlines, dejé de verlo. Dejé de ver progresivamente la tele. Hoy ya no la veo, soy feliz.

    Aunque dejé de ver la tele, sigo leyendo periódicos, y sobre el Pacto, tan criticado por todo Dios, siento decirte que está basado en una historia real, es decir, que la realidad ha superado con creces la ficción. Y dime, si tú hubieras tenido esa historia delante y se te hubiera ocurrido llevarla al cine o a la tele, ¿no lo habrías hecho? ¿No se hace continuamente con la Guerra Civil, con la guerra de Vietman, con el Holocausto, con Ramón Sampedro? Incluso, ¿no se ha llevado al cine la vida de los Amish y de otros muchos pueblos como ellos? ¿Y de Mrs. Robinson? 😉

    Me encantó lo de que asociaciones de padre dijeran que salían las niñas desnudas en la tele a las diez de la noche. Las diez de la noche, se pongan como se pongan, no es horario infantil. Un niño que ve la tele a partir de las diez, sabe quién tiene tetas y quién no. Y si no, tienen dos opciones, o educarlos y mandarlos a la cama, o explicarles por qué unas tías deciden preñarse antes de ser mayores de edad.

    Te sigo, un abrazo

    1. Gracias por comentar, y si, “parece” que está basado en un caso real (solo el punto de partida como dicen) , pero eso no es lo importante, lo importante es como lo venderán, seguro que como vende todo telecinco, de eso no me cabe la menor duda. Para muestra… sin tetas no hay paraíso, que se supone que es un libro que trata un tema tremendamente serio (el mismo autor del libro en una entrevista reconocía que es un problema grave en colombia) y la banalización de la adaptación hecha por telecinco.

  3. Yo todavia no puedo creerme que en GH no tengan guiones. Esa gente no puede existir… Son todos gilipollas xD

    Y bueno, poco se puede decir. Creo que las audiencias de este tipo de programas demuestran el tipo de pais/sociedad en la que vivimos. Como bien dices, cada vez que lleguemos a sacar un billete de bus y tardemos 30 minutos o cuando quieras hacer unas fotocopias y el grupo que hay delante tuya se tire media hora calculando cuanto les costara hacer 100 copias a 3 cents debemos de acordarnos de que hay 3 millones de gilipollas que disfrutan (algunos incluso lo viven como si los que hay dentro del reality fuesen sus familiares o algo asi) de estos programas .

    1. Aajaja, es verdad, se me olvidaba, incluso hay gente que se hace fan de unos y de otros y los apoyan como si les fuera la vida en ello, que tristísimo

      1. Lo has clavado compañero. Siempre hay cosas que no entenderemos, un ejemplo.
        Mi madre es una persona culta, lee muchísimo y tiene unos conociminetos culturales y una reflexiones que mas quisiera yo para mi. Ella se traga a diario el Salvame de los cojones y yo le pregunto por qué y ella me dice que le entretiene…en fin…hay cosas que no se pueden explicar
        Saludosss

  4. Yo creo que lo próximo es un programa con diez tipos y tipas cagando en directo;la gente votaría sobre la textura de la mierda,sobre el color,sobre la cagada más fluida y un largo etc.Luego podrían comercializar las heces,e incluso alguno se prestaría a comerla.

    País de Mierda.

  5. Yo tengo una pecera, grande, llena de peces de colores, que comen, crecen , se reproducen y están dando vueltas continuamente, y estoy pensando en ponerla en el lugar de la televisión, porque resulta bastante más entretenida la vida de mi pecera que tanto bodrio televisivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *