Aprendiendo a base de hostias

Que país. Tenemos la memoria débil. Más que débil, vaga. Selectiva. En España no estábamos acostumbrados a recibir inmigrantes. Hemos sido un país pobre, y por lo que cada día es más fácil constatar, paleto. Siempre fuimos un país de emigrantes, aunque por unos años nos creyéramos la mentira de que podíamos despreciar a los que no eran como nosotros.

Un país que progresa, un país al que le va bien, siempre está preparado para recibir inmigrantes. La población se acomoda, hay más gente con estudios, más dinero, más pensiones que pagar, menos natalidad y por lo tanto menos trabajadores que paguen esas pensiones, y más necesidades creadas que antes no existían. Un país con mucha inmigración es un país al que le va bien, un país rico, atractivo y con oportunidades. La primera potencia mundial es un país de inmigrantes, por si alguien no se había dado cuenta.

Por ello los cinco millones de personas, extranjeras, vinieron a hacer los trabajos que nosotros no queríamos, a servir nuestros cafés, a levantar nuestras edificios, a limpiar nuestras casas. Un drama eso de irte de tu país, dejarlo todo atrás, e ir a un sitio desconocido dispuesto, porque no te queda otra, a ser explotado. Un choque de culturas en la mayoría de los casos beneficioso, donde todos ganábamos. Inmigración es prosperidad, y ahora vendrán los lloros.

Pero se nos olvidó, y nos empezó a molestar su pobreza, y tal vez su color, ¿por qué no?. Pero nos iba bien y tampoco eran muchos, se aguantaba. Se nos olvidó cuando eramos un país tan pobre que tuvimos que hacer exactamente lo mismo que ellos, la maleta y el fardo, y subirnos a un barco, o patera, o avión, que más dará, siempre es lo mismo. El tiempo pasa rápido y se olvidá fácil, pero no hablamos de reyes y cruzadas, hablamos de apenas unas decenas de años. Cuando la mitad de Andalucía tuvo que irse a Cataluña. Cuando aún cuesta creer que quede gente en Galicia y no estén todos en Sudamérica. Cuando tuvimos que ir a apretar tornillos a Alemania, y a limpiar casas de señoritos a Suiza. No creo que sea el único que tiene un tío en América.
Eso siempre queda atrás, porque es más fácil creerse un nuevo rico con derecho propio, y los pobres que se jodan. Y que se busque la vida el que pueda, y el que no es porque no quiere. La historia es cínica, y devuelve los excesos. Las mamarrachadas y las chulerias. Las devuelve y con dureza. La humildad si no se tiene se aprende, y duele. Muchos se creyeron demasiado buenos para que a ellos, que se lo habían ganado, les pasara nada. Ryanair significaba vacaciones. Ahora arranca lágrimas.

Y en el 2012, esos South Europeans, pobres, maleducados, gritones y de piel morena, los latinos, tenemos que tragarnos nuestras palabras, y volver a hacer la maleta. Porque cuatro años son muchos ya, y la cosa no se arregla, y pintan bastos. Rezar no basta. El subsidio se acaba y las letras siguen llegando al buzón. Y no hay trabajo ni futuro, ni nada. Quizás con título y en avión pero la despedida es la misma.

Ojalá os miren con la mitad de desprecio con la que vosotros habéis mirado. Como nadie os enseño en vuestra casa, vais a aprender humildad así, de la manera más rápida, a base de hostias.

12 comentarios sobre “Aprendiendo a base de hostias”

  1. Es tan nuestro… que no sé quienes somos nosotros, que somos muchos, los que poseemos esta visión del mundo. Yo intento esforzarme en no perder de vista el asunto para no caer en la irracionalidad. Nos encanta compartir opiniones negativas casi más que tener gustos afines. También nos encanta desear que el resto esté al menos tan mal como nosotros, en vez de desear estar nosotros tan bien como el que está mejor, y siempre es más verde el césped en el jardín de al lado.
    La inmigración sin duda ha sido positiva, es un hecho objetivo, y los problemas que se han creado, pienso, vienen en gran medida por una pésima gestión de parte de aquellos que no solo ahora, sino nunca han estado cercanos a la ciudadanía.
    Salud.

  2. La inmigración fué positiva sobretodo para nostros, para ellos no tanto, recordemos que
    tuvieron que pagar hasta 6 y 7 meses de fianza para poder alquilar (si les alquilaban)
    que los alquileres subieron como la espuma a su costa,
    que algunos compraron piso, sobre todo porque la letra de la hipoteca era más barata que el alquiler y ahora estan atados a una deuda que no pueden pagar ni con piso ni sin él (aún más grave)
    que limpiaron el culo de nuestros ancianos por 2 duros,
    que se llevaron la culpa de los resultados no deseados de las escuelas públicas que casualmente habían decidido la jornada intensiva (llamarla continuada más que un eufemismo era una mentira)
    En fin Espña de pandereta, aunque la mona se vista de seda mona se queda.

    1. Claro, la inmigración es positiva en términos generales. Para los que son explotados y engañados es obvio que no.

      Por eso el post, que muchos les hemos despreciado y nos hemos aprovechado de ellos, y ahora cambian las tornas.

  3. Hombre, al inmigrante nadie le ha llamado para humillarlo. Y lo malo del inmigrante es que se ha permitido aceptar ante las narices del empleado español, trabajos malpagados y con horarios intensivos que para el bien común, para el supuesto nivel europeo español,…. para el bién del obrero español que cree vivir en un pais avanzado, y democrático, jamás debieron de plantearse estas opciones, pero que gracias a esos desfavorecidos humillados por la vida, algunos “jefes” vieron en el inmigrante la forma de “apretar” al empleado de casa, al vago empleado español. Al español faltado de humildad, le direis, pero que con esta mentalidad este pais siempre será un pais sembrado de gente que no quiere trabajar mas de 8 horas diarias y por un 30% mas barato que cualquier europeo. Si, unos vagos si los comparamos con esos pobres inmigrantes.

    Pero curiosamente, y de eso va el artículo, esos “jefes” que han conseguido enriquecerse construyendo edificios carísimos, que les fregaran el piso por cuatro chavos, que contrataban camareros para 12 horas diarias, etc, jamás van a estar al otro lado de la frontera para recibir ninguna hostia. Que és a lo que iba el tema, no ?

    PD. muy buen blog. Lo tengo en favoritos.

    1. Gracias por añadirme a favoritos 😀

      Lo que dices de que “el inmigrante se ha permitido aceptar ante las narices del empelado español…”, creo que es un error bastante común entre los Españoles, eso de pensar, es que claro, si alguien lo hace por la mitad que cabrón, me jode a mí.

      NO. Si alguien lo hace por la mitad es solo por necesidad, el único culpable es el que lo contrata así y los que miramos a otro lado.

      1. El problema en este pais es que ha entrado demasiado necesitado, pero no creo que seamos racistas ni que nos miremos por sistema a nadie por encima del hombro. Lo cual no quita que podamos “criticar” al que venga a trabajar por la mitad de precio ( seguramente sin pagar ni la mitad de impuestos ) y aceptando los horarios que sean menester ( saltándose así los derechos del trabajador que tantos años se han tardado en conseguir ).

        Decias “La primera potencia mundial es un pais de inmigrantes”, imagino que te refieres a EEUU. De acuerdo, personalmente creo que se necesitan muchos asnos ( necesitados ) para que el carro sea potente. Y si, allí se daban estas circunstancias. Habia mano de obra de sobras de esos que llamariamos necesitados. Hoy dia se ha acabado la rueda.

        Pero para que se entienda lo que quiero decir, cuales son las naciones con mejor nivel de vida y que sus habitantes sean tolerantes, humildes y nada racistas ?. Pues si, Suiza y Noruega son buenos ejemplos. Y como van de inmigración o necesitados ? !! Pues los justos ¡¡, ni uno mas. Poquísimos. Y no será porque a la gente no le guste ir allí, es simplemente porque no ha habido el girigallo que si hay aquí. Aunque sepan que son necesitados y que trabajarian por la mitad a la pata coja.

        Noruega misma, pais socialista como el que más, si no llegas con un contrato de trabajo ( y además hablas bien su idioma y pagas inicialmente la SS ) ya puedes darte por muerto. Seas o no un necesitado. Con o sin humildad. Tienes que constar a todos los efectos en sus listas como persona que aporta algo a su sociedad, sino no existes. Paises que defienden lo suyo y a los suyos. Además entienden que ellos no son ninguna ONG y los problemas migratorios mundiales no son su prioridad.

        En Noruega no hay racismo ni nadie mira mal a nadie. Simplemente porque no se tienen que plantear si contratan a un sinpapeles con la intención de explotarle laboralmente para su enriquecimiento. Enriquecimiento que conseguiria pagando menos y vendiendo igual de caro…. o mas, porque ante tanta inmigración habria mas demanda de todo. Pero con lo que nos quedamos es en que nadie mira mal a nadie porque nadie jode a nadie. Hay unas normas de estado que hay que cumplirlas y son para todos, seas blanco, rico, negro, pobre, humilde, chulo… a ellos les da igual. Si existe un trabajo y lo consigues, te van a pagar igual que al sr. Andersen, pero como es lógico también te van a dejar que pagues tus impuestos ( y en su caso mínimo un año para poder acceder a su SS ). Y de esta forma han conseguido ser uno de los paises con mejor nivel de vida, con habitantes sin el sanbenito de racistas y encima trabajan menos.

        Aquí no, aquí han conseguido que uno se mire mal a los de una condición determinada por el simple hecho de quitarles los empleos. Ya ves tu lo rara que es la gente aquí. Además le podremos llamar racista porque causalmente los que le joden el trabajo son de una cultura diferente, y esta palabra es incontestable. Y mientras en unos paises sus jornadas laborales finalizan a las 5 de la tarde para poder dedicarse unos momentos a si mismo o a su familia ( por ejemplo ayudar a hacer los deberes al niño y subir de esta forma el nivel ), aquí vamos a la greña para cerrar a las 10 de la noche y además poder trabajar los festivos. Porque saben que hay un exceso de necesitados que se pegarian por medio sueldo y encima trabajar hasta las 12. Para nuestro gobierno su modelo de pais es una industria de mano de obra barata.

        Además, que como decia, el culpable ( que en el fondo es nuestro gobierno ) no va a recibir ni media colleja, se la van a dar a nuestro paisano cuando se vaya a Noruega y vea que allí no existe ayuda ninguna para gente como él. Y no se lo van a mirar ni bien ni mal, es que simplemente ni se lo mirarán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *