Antena 3 me hace vomitar, una vez más

Que sí, que si no me gusta no lo vea, que ya. Pero a veces uno tiene esa pizca de curiosidad, mezclada con un toque de sadismo, que no lo puede evitar. Hay otras ocasiones que te enchufan el “telediario” y te lo tienes que tragar, junto con el cocido. Y otras, en las que hay que verlo, para ver como anda el nivel medio de la gente que se cree sus mentiras, y a como está el kilo de manipulación, caspa y sensacionalismo. Que nunca está de más saber que ve la gente, para saber como tratarlos, para saber a que clase de personas me enfrento cuando salgo a la calle. Hablo de los informativos.

Todo iba bien, ya se sabe, algún herido en ambulancia gritando de dolor, un par de muertos por ahí, poca cosa, accidentes de avión, de barco, de coche, un tifón, una tormenta tropical, y varios incendios. Vamos, lo típico de todos los días, aunque me parece que violadores hoy no tacaba. Y no, no exagero, igual yerro en el orden, pero todo eso lo tuve que ver mientras comía. Llegó un punto, antes de los publireportajes y los desfiles de moda, en que se pusieron a hablar de toros.

“Cuando embiste lo hace con derrotes cortos y reiterativos, agita la cabeza de derecha a izquierda para provocar en sus víctimas el mayor número de desgarros.” Así, para empezar, en frío. Vamos, para despedir al periodista. Todo esto con gritos de fondo.

Concretamente hablaban de un toro, bastante famoso por su trayectoria de heridos. Y muertos. Recalcando lo de muertos varias veces. Señores, no es un toro cualquiera, este ha matado a gente. Entrevistas a gente defendiendo al toro, el típico que lo sigue por todos los pueblos, gente pegándose por conseguir una entrada, otros que decían que eran fans del toro, etc. Vamos, lo normal en el mundo de la gente que pululaba por las aulas de refuerzo. Todos allí juntitos.

Ya me estaba yo empezando a mosquear, cuando volvieron a repetir, que gracias a las tres personas que había matado, y a los cuarenta heridos graves, había forjado una leyenda, y cobraba más de 10.000 euros por corrida. En estas que volvieron a recordar que había matado gente (sueno canso yo solo de escribirlo) y ni cortos ni perezosos, te sueltan como dos minutos de el dichoso toro llevándose a gente. En ese momento el filete no supo si seguir hacia el estomago o salir hacia afuera, una pequeña indecisión supongo. Me acorde del momento en que un señorito, muy entendido en el arte de los toros, supongo yo, dijo que el tal toro maldito era muy inteligente, muy ágil, muy pillo y demás tonterías del estilo. Me vino también a la mente, otro paisano que dijo que ese toro, a quien pillaba, le hace polvo. “Mu listo, un toro, mu listo”

Y ahí andábamos, cornada tras cornada, y muerto tras muerto, entre los chillidos característicos de las cornadas, bajando el filete como podía.
Que coño, seré muy español, pero me sigue impactando y me es desagradable que me lo enseñen, en un INFORMATIVO, a la hora de comer, con los niños, ahí viéndolo tan tranquilos. Se ve que el horario protegido, de dos a tres, no existe. Ni de tres a cuatro ni de…

Ahora sí, preguntas.
¿Cómo hacen dos millones de personas para ver semejante basura lobotomizadora todos los días?
¿Soy yo el único que noticia tras noticia salto de mi silla y no se me ocurre otra manera mejor de acabar con eso que exterminar a la raza humana? Joder, que a poco que tus neuronas conecten entre sí un par de veces a la semana, te das cuenta, de que algo, falla.
¿Cómo permitimos esto?
¿No existe un horario protegido?
¿No existe un ápice de ética periodística? Bueno, a esta ya me respondo yo, que sé que hace mucho tiempo no.
¿La gente es tan morbosa y cruel que van a ver a un toro porque mata a gente?
¿Van por que les gusta eso que llaman arte, o van a ver como el toro embiste a gente, y si los mata mejor?
¿La gente piensa?

Podría seguir así un rato, pero la idea general creo que se coge.

Antena 3, dais asco, vivís del sensacionalismo puro llevado hasta el extremo. A mí, personalmente, me daría vergüenza hacer un telediario así, y no reventar de la rabia, o de la risa de ver en lo que se ha convertido aquello. Si viviéramos en una sociedad normal vuestro informativo estaba hace tiempo, cerrado, multado, o con tres espectadores.

P.D.: Aquí lo tienen, son dos vídeos, en el telediario iban juntos.

4 comentarios sobre “Antena 3 me hace vomitar, una vez más”

  1. Unos cuantos comentarios. Me da rabia, mucha, que la gente salte con lo de “si no te gusta no lo veas”. Maldito ser deforme sin cerebro, si no me gusta y lo veo es porque a lo mejor soy masoca, déjame en paz que vea lo que quiera, me guste o no. Además, no hace falta que te guste algo para verlo, y mucho menos para criticarlo. Si esa es la única cosa que se te ocurre que decir, mejor te callas. Y tras decir eso me quedo más tranquilo. Obviamente menciono el tema porque nada mas empezar el post has empezado defendiéndote por lo que vas a decir.

    De las preguntas que haces, conoces bien la respuesta, pero no todo está perdido, hay unos cuantos periodistas que intentan dedicarse a un periodismo de verdad, pero creo que en la tele ninguno.
    Yo cuando me veo en la situación de ver un telediario tengo dos reacciones, o me indigno o me rio. Depende de la seriedad de la manipulación y desinformación, también de la chorrada que digan, especialmente al acabar el telediario entre los deportes y el tiempo.

    Y mira, de los toros es que ni voy a hablar. Resulta patético ver como defiende la gente esa actividad. Pero bueno, supongo que aunque nos lo parezca, tampoco estamos tan lejos de la Edad Media…

    PD: una pequeña corrección, en el párrafo 6 se te ha colado un “chillos”, supongo que te has comido un par de letras ^_^

  2. ¿La gente es tan morbosa y cruel que van a ver a un toro porque mata a gente?
    – Si, sin ninguna duda es el motivo principal.

    ¿Van por que les gusta eso que llaman arte, o van a ver como el toro embiste a gente, y si los mata mejor?
    – No creo que deseen que muera nadie, más que nada por los motivos detallados en la respuesta a tu siguiente pregunta.

    ¿La gente piensa?
    – No. Simple y llanamente, si la gente se informara sobre la realidad de cada ser vivo y racionalizara lo que está pasando en una plaza de toros no podrían disfrutar con el dolor ajeno sin sentirse culpables (menos los psicópatas, claro).

  3. Yo ya no veo la tele, no quiero basura en mi cerebro.

    El resto de la gente ya ha sido lobotomizada y ni siente ni padece, es más le va ese rollo-morbo. Asín es España.

    El día de mañana cuando digan por la tele que los sueldos de los funcionarios los reducen un 50% o que las pensiones hay que bajarlas un 20%, mezclarán la noticia con algún famosete y nadie se dará cuenta.

    No habrá nadie en las calles para protestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *